Nombre de la clase:

Guppy IIA (Balao)

Tipo de buque:

Submarino

 

s30.jpg (24155 bytes)

Buques de la clase:

NumeralNombreAstilleroAltaBajaCausaComentarios
S-32
(ex- SS-396)
Isaac Peral
(ex- Ronquil)
Arsenal de Porsthmounth - NY1971*
(1944)
1980Retrirado
S-33
(ex- SS-396)
Narciso Monturiol
(ex- Picuda)
Arsenal de Porsthmounth - NY1972*
(1943)
1973RetiradoPor avería en
la propulsión
S-34
(ex- SS-396)
Cosme García
(ex- Bang)
Arsenal de Porsthmounth - NY1972*
(1943)
1980Retrirado
S-35
(ex- SS-396)
Narciso Monturiol (2º)
(ex- Jallao)
Manitowoc SB Corp (Wisconsin)1973*
(1944)
1980Retrirado

* Nota: la fecha entre paréntesis corresponde a la entrada en servicio en la US Navy.

Características:

Desplazamiento: 1.870 ton en superficie, 2.425 ton sumergido
Dimensiones: 93'6 x 8'3 x 5'1 metros
Propulsión: diesel eléctrica, 3 diesel Fairbanks-Morse 38D8 (4.800 cv), 2 motores eléctricos Elliot Motor (5.400 cv); 2 hélices, 18 nudos en superficie / 15 nudos sumergido
Cota de inmersión operativa: 120 metros
Tripulación: 82
Radar: descubierta de superficie SPS-2A
Sónar: BQR-2B pasivo, BQG-3 ó -4 activo
Dirección de tiro: Mk-106 para los torpedos Mk-37
Armamento: 10 tlt de 533 mm (24 torpedos Mk-37)

Historia:

Los cuatro submarinos de la clase Guppy IIA (Balao) llegaron a España tras el convenio de 1970 con EEUU. Se trataba de buques construidos durante la Segunda Guerra Mundial y modernizados a partir de 1959 dentro del programa GUPPY (Greather Underwatter Propulsive Power), que estuvieron en servicio en la US Navy hasta su entrega a España. Buques similares a éstos fueron entregados por la US Navy a la mayoría de sus aliados de "segunda fila" durante la misma época y algunos de ellos siguen en servicio hoy en día. Aunque eran buques muy antiguos, lo cierto es que montaban sensores relativamente modernos (visto desde el punto de vista de los años 60), aunque fueron quedando obsoletos a lo largo de los 70 y, especialmente, a principio de los 80, como ocurrió con los destructores de la clase D-60.

Estos buques, identicos en origen al Almirante García de los Reyes (el S-31, conocido hasta la llegada de los GUPPY como el "treinta y único"), habian sido modernizados en un programa mucho más ambicioso que el Fleet Snorckel al que pertenecía este. Se les adjudicaron numerales desde el S-32 al -34 y cumplieron la función de hacer de puente hasta la llegada de los Galerna (S-70), que fueron sus sustitutos. La llegada de estos submarinos debía haber supuesto la retirada del S-31, sin embargo, el S-33 tuvo al poco de su llegada una grave avería en la propulsión, lo que obligó a mantener en servicio al S-31 mucho más tiempo del previsto.

La tarea de los Guppy debió ser, fundamentalmente, la de adiestrar a sus propias dotaciones y a las de los buques ASW de la Armada, de forma que, al darse de alta los S-70 hubiese suficientes dotaciones entrenadas. Sin embargo, las limitaciones de los submarinos clase Delfín (S-60), que por su reducido desplazamiento no podían realizar misiones puramente oceánicas, llevó a que los Guppy asumiesen en muchos casos misiones propias de buques de primera línea. Finalmente, a principio de los 80, llegaron los S-70 y, con ellos, la jubilación de unos buques que, aunque estuvieron poco tiempo sirviendo en nuestra Armada, marcaron un punto de inflexión, suponiendo el paso de una Flotilla de Submarinos casi inexistente (un submarino antiguo, el S-31 y uno totalmente obsoleto, el S-01) a la actual, compuesta por 8 unidades relativamente modernas.