Nombre de la clase:

D 50 Álava (Churruca 3ª serie)

Tipo de buque:

Destructor ASW

 

d50i.jpg (40806 bytes)

Foto: Casaú (por cortesía de J.L. Coello, Buques de la Armada Española: los años de la postguerra)
Nota: La fotografía corresponde al "Liniers" antes de la modernización.

 

d50m.jpg (30190 bytes)

Foto: Camil Busquets (por cortesía de J.L. Coello, Buques de la Armada Española: los años de la postguerra)
Nota: La fotografía corresponde al "Álava" ya modernizado.

Buques de la clase:

NumeralNombreAstilleroAltaBajaCausaComentarios
D-51LiniersBazán-Cartagena1962
(1951)
1978Retirado
D-52ÁlavaBazán-Cartagena1962
(1951)
1982Retirado

* NOTA: las fechas entre paréntesis corresponden a la entrada en servicio según el proycto original. En 1959 volvieron al astillero de Cartagena, donde fueron modernizados, entrando finalmente en servicio en 1962.

Características:

Según proyecto original:
Desplazamiento:
2.225 tons apc
Dimensiones: 101'2 x 9'7 x 3'7 metros
Propulsión: 4 calderas Yarrow, 2 turbinas Parsons, 2 hélices, 42.000 cv, 32 nudos
Tripulación: 204
Armamento: 4 cñ de 120/45 mm, 2 cñ 37 mm Rheinmetall-Borsig AA, 3 de 20 mm AA, 2 tlt triples de 533 mm, 2 morteros y 1 varadero para cargas de profundidad

Según proyecto modernizado:
Desplazamiento:
2.280 tons apc (D-51, 2.306 tons)
Dimensiones: 102 x 9'7 x 3'7 metros
Propulsión: 3 calderas Yarrow, 2 turbinas Parsons, 2 hélices, 31.500 cv, 28 nudos
Tripulación: 224
Radar: MLA-1b 2-D aéreo, SG-6b de superficie
Sonar: QHB-a de caso
Dirección de tiro: 2 direcciones de tiro Mk63 con radares SPG-34
EW: un generador de ruidos Mk5 Harp
Armamento: 3 cñ de 76'2/50 mm Mk34 DP; 3 cñ de 40/70 mm Bofords AA, 2 canastas Mk 4 para torpedos ASW Mk 32 325 mm, 2 Erizos Mk 11 ASW, 8 morteros Mk 6 y 2 varaderos Mk 9 para cargas de profundidad

 

 

Historia:

El origen de estos dos destructores se remonta nada menos que a la clase "Scott" británica de la primera guerra mundial, de los que se derivaron los españoles clase Churruca 1º serie y 2º serie. Los Álava y Liniers fueron encargados como tercera serie de la clase Churruca en enero de 1936, siendo sus obras interrumpidas primero por la guerra y después por la antigüedad de su proyecto. Sin embargo, en 1943, se decidió reemprender las obras en estos buques, ya que Argentina quiso adquirir uno de ellos (ya había adquirido los dos primeros Churruca en la década de 1920) y se decidió aprovechar para completar el otro para la Armada. En 1944, el Gobierno Argentino renució a comprar el suyo, decidiéndose finalmente que ambos se incorporasen a la Armada Española.

En su proyecto inicial, los Álava se diferenciaban poco de los buques de las dos primeras series de los Churruca: tan sólo se mejoraba ligeramente el armamento AAW y ASW. Sin embargo, al tratarse de dos buques muy nuevos, fueron incluidos en el Programa de Modernización de buques en 1955, con lo que se incrementaron de forma muy notable sus capacidades. Las obras de modernización tuvieron lugar entre 1959 y 1962, dando lugar a unos magníficos buques antisubmarinos, con una importante vida remanente (16 y 20 años, respectivamente). Además, a diferencia de otros buques como los D-30 ó D-40, la maquinaria de estos buques era sencilla y fiable, además de conocida para la industria nacional. La única modificación en la propulsión consistió en eliminar una de las cuatro calderas, con la consiguiente reducción de potencia y velocidad. Con todo esto, la Armada dispuso de un par de buques antisubmarinos fiables y eficaces, aun cuando pueda resultar chocante decir esto de unos buques que llegaron a ver la década de los 80, cuando su proyecto original databa de la época de la Primera Guerra Mundial... pero sin duda, se trataba de unos buques robustos y bien proyectados. Quizá las tres series de los Churruca fueron los mejores escoltas de los que dispuso la Armada Española en la primera mitad del siglo.