Nombre de la clase:

Dédalo

Tipo de buque:

Portahidroaviones*

* Nota: la denominación oficial del buque era: Estación Transportable de Aeronáutica Naval

 

dedalo.jpg (39557 bytes)

Foto: Casaú (por cortesía de J.L. Coello, Los portaaviones españoles)

Buques de la clase:

Nombre Astillero Alta Baja Causa Comentarios
Dédalo
ex-España nº6
ex-Neuenfelds
Swan. Hunter - Newcastle
(reconvertido en Talleres
Nuevo Vulcano - Barcelona)
1922
(1901)
1940 Retirado

Características*:

Desplazamiento: 9.900 Ton apc
Dimensiones: 127'4 x 16'76 x 7'4 metros
Propulsión: 1 máquina alternativa, 3 calderas, 1 eje, 3.000 hp; 10 nudos

Tripulación: 398
Aviación: un hangar para dirigibles a proa, plataforma y hangar para hidros a popa; de 20 a 25 hidroaviones según tipos, un dirigible operativo y otro de reserva
Armamento: 4 cñ de 105 mm, 2 de 57 mm AA

* Aportadas por Toni Casinos

dedalod.jpg (12282 bytes)

Historia:

El portahidroaviones español Dédalo era, en origen, un mercante alemán internado en España durante la Gran Guerra. Seis de estos cargueros acabaron por ser donados al gobierno español por el gobierno de la República de Weimar, en concepto de indemnización por las pérdidas infligidas por la Marina alemana a la flota de transporte española durante las hostilidades. El último de estos buques, bautizado en origen Neuenfels y posteriormente España n.º 6, había sido construido a principios de siglo en los astilleros británicos de Swan Hunter y en 1921 fue incorporado a la Armada Española. En mayo del año siguiente, los astilleros barceloneses Vulcano transformaron el España n.º 6 en un buque de transporte de hidroaviones o estación transportable de aeronáutica naval, que fue llevado a Cartagena para ser alistado.

El Dédalo, cuya conversión costó 8 millones de pesetas, podía transportar hasta un máximo de 20 hidroaviones en su hangar interior. Desde este hangar, los aviones subían a la "cubierta de vuelo" popel mediante un montacargas, si bien el tamaño de la mayoría de los aviones utilizados obligaba a desmontarles las alas antes de utilizar el ascensor. La dotación aérea del Dédalo se completaba con un dirigible semirígido tipo SCA, alojado en un hangar a proa, a cielo abierto, y en varios globos cautivos. El hangar contaba con sus propios generadores de hidrógeno. Entre los aparatos que embarcó el Dédalo cabe destacar los hidroaviones Felixtowe F.3A, Savoia S.16 y S.16 bis, Macchi M.18 y los Supermarine Scarab. Estos aviones no despegaban de la cubierta, sino que eran arriados al agua mediante grúas y, cumplida su misión, volvían a ser izados a bordo por las mismas.

La principal acción bélica del Dédalo tuvo como escenario la bahía de Alhucemas, donde en septiembre de 1925 una flota combinada hispano-francesa ejecutó la operación aeronaval conocida como Desembarco de Alhucemas. En algunas de sus fases, los aviones del Dédalo jugaron un papel fundamental, por ejemplo, el día 21 lanzaron sobre las posiciones enemigas más de 175 bombas.

En marzo de 1934, el Dédalo fue protagonista de uno de los grandes hitos aeronáuticos, pues en su cubierta popel despegó y aterrizó uno de los autogiros de La Cierva: era la primera vez que un avión de alas rotatorias operaba desde un buque.

Completamente desfasado por su edad y en comparación con los auténticos portaaviones que alistaban otras Marinas, el Dédalo fue enviado al desguace en septiembre de 1936; sin embargo, la baja de este buque se pospuso por diversas causas hasta que, en la inmediata posguerra, sus estructuras cedieron y se hundió, causando baja forzada en marzo de 1940.

Toni Casinos