Los últimos buques artilleros

La Segunda Guerra Mundial marcó el cénit de la artillería naval. Este es el primero de una serie de artículos que tratarán el ocaso de los cañones como arma principal a bordo de los buques de guerra occidentales

26/11/2012.- Por Camil Busquets i Vilanova

Vimos anteriormente que en el Tratado de Washington de 1922 se acordó unificar los desplazamientos de los buques mayores, así como regular la diversidad de calibres artilleros navales medianos, algo que hasta entonces había sido una algarabía de cuidado. A partir de entonces, cuando menos todos sabían lo que debían hacer, y si no lo hacían era su problema. En la SGM los calibres que se emplearon fueron muchos y variados, aún y pese a cuanto se había discutido y escrito. Algunos de los más habituales fueron:

*Nota: en un cañón la medida definitoria es el diámetro del ánima, pero asimismo resulta también muy importante la longitud del ánima en calibres, algo más complicado ya que es una medida menos disponible, en consecuencia utilizaremos sólo el calibre, o sea el diámetro del ánima en estos análisis

  • Calibres pesados (acorazados y similares), desde 460 hasta 280 mm.  
  • Calibres medios (cruceros pesados), 203 mm.
  • Calibres ligeros  (cruceros ligeros), 155 mm.    
  • Calibres DP (double purpose), desde 133 hasta 101,6 mm. (tiro naval y antiaéreo).
  • Calibres antiaéreos, desde 76 hasta 20 mm.
  • Calibres varios (habitualmente navales) desde 120 hasta 90 mm.

La Segunda Guerra Mundial

Al estallido de la SGM -esa que todos dijeron que les había pillado desprevenidos aún cuando llevasen una década preparándose para ella- cada país había construido todos sus armamentos navales según su criterio y posibilidades técnicas, no preocupándose poco ni mucho por lo que se había dicho en Washington. De cualquier modo hubo quién se molestó con el reparto de porcentajes de buques de combate y decidió pasar de largo tan ínfimo detalle, comenzando a arbolar los mayores leviatanes que habían sido construidos hasta entonces, y con el mayor calibre disponible. Nos referimos a  la nación del Sol Naciente y a su terceto de Yamatos. (Yamato, Mushashi y Shinano).

US Navy

Así la US Navy empleó los calibres de 203 mm como calibre principal para cruceros pesados, 155 mm para ligeros, 127 mm para destructores y portaaviones, y secundaria en las unidades pesadas de combate, así como principal para buques auxiliares pesados. En los acorazados modernos el calibre fue de 406 mm (Washington).

Royal Navy

Los británicos por su parte, casi olvidaron lo que se dijo en Washington y utilizaron el 203 mm como principal en los cruceros pesados, 152 mm para los ligeros junto con el 133 mm en la artillería secundaria de acorazados y portaaviones. Los destructores utilizaron el 114 mm, y el 133 mm, según tipos, portes y desplazamientos.

La mayoría de todos los buques emplearon como armamento antiaéreo los llamados pom-pom, con cañones de 2 lb. y/o diversas variaciones con diversos calibres. En los acorazados más modernos usaron el 406 mm (clase Nelson) y el 356 mm (clase King George V).

La Marine Française

Francia realizó una guerra un tanto desangelada. Los buques de su flota quedaron internados en aguas inglesas o rendidos en manos propias con garantía de no ser utilizados por el enemigo común en ningún caso. Otros que lograron huir de sus bases acabaron formando la flota de la llamada Francia Libre, entre ellos el acorazado mayor de su flota (Richelieu) que pasó por manos norteamericanas para su alistado y artillado, con lo cual su artillería antiaérea ligera fue casi totalmente norteamericana/Bofors.

Para los cruceros pesados utilizó el 203 mm clásico, así como los 155 mm y 152 mm para los ligeros; pero se produjo el caso de los super-destructores (un invento suyo) que utilizaron el 138,6 mm y el 100 mm como artillería secundaria o principal en torpederos, escoltas, etc.

Regia Marina

Según los propios mandos de la flota italiana (almirante Angelo Iachino) los cañones pesados italianos de 381/50 mm (modelo 1934) adolecían de un defecto de dispersión que les resultaba grave llegado el combate, problema aumentado aún por la reducida vida del ánima.

El armamento secundario y ligero del Littorio estaba formado por cañones de 152, 120, 90, 37 y 20 mm en diversas funciones. Los cruceros pesados clase Zara, en 1932, disponían de 8 cañones de 203 mm, 16 de 100 mm y 6 de 40 mm, que en 1941 pasó a: 12 de 100, 8 de 37 y 8 de 13,2 antiaéreos.

Rengo Kantai

Japón puso en servicio el mayor cañón naval de tipo moderno jamás utilizado, fue de 460 mm y 45 calibres, aunque oficialmente se trató de un 40/45 mm tipo 94. Por lo que se refiere a sus cruceros pesados fueron artillados con cañones de 200 mm, los ligeros con 155 mm, y los destructores, buques auxiliares y similares con 127 mm.

La artillería secundaria en acorazados (Yamato) fue de 155 mm, y en los cruceros pesados de 127 mm (después de 1935), además gran cantidad de antiaéreos de todos calibres y montajes en varios buques que, llegado el combate contra la aviación, les sirvieron de bastante poco.

Tratados navales varios

En 1930 los Estados Unidos, el Imperio Británico, Francia, Japón e Italia celebraron una conferencia naval en Londres, firmada el 22 de abril de 1930, oficialmente llamada «del desarme». A ella siguió otra, al cabo de cinco años, que fue una «segunda», la cual se inició el 9 de diciembre de 1935 y se firmó el 25 de marzo de 1936. Los firmantes esta vez fueron Estados Unidos, Reino Unido y Francia; Japón no participó al renunciar a ello por razones políticas e Italia tampoco en protesta por las hostilidades que muchos países le brindaban a causa de la invasión de Abisinia. Y a todo esto, Reino Unido y Alemania firmaron otro tratado naval, éste bilateral, el 18 de junio de 1935.

No tiene nada de extraño, pues, que a partir de 1935 los distintos países comenzasen a notar como un hálito frío y helado, aunque a juzgar por las fechas de construcción de bastantes buques, el tal hálito hubo quién ya lo había notado un par o tres años antes, o sea que estuvo preparándose para la guerra durante una década casi completa. De modo que cuando hay países que aún ahora hablan de haber sido sorprendidos en su buena fe por los países del Eje, hay como para sonreírles de modo conmiserativo ya que todos ellos fueron una pandilla de bergantes. Los buenos, los malos y los peores.

En este análisis solo contemplamos uno de los bandos de la SGM, con el añadido de Alemania, Italia y Japón al ser países que posteriormente a la guerra fueron aliados o amigos de sus otrora enemigos. Con Rusia pasa exactamente lo contrario: de ser aliado de los países enemigos del Eje, pasó casi sin solución de continuidad a ser un poco menos que enemigo declarado. Se analizará más adelante.

Notas

  1. Pañol de historias nº1 CV «Essex», el Vencedor del Pacífico. http://www.revistanaval.com/noticia/panol-historias-essex-vencedor-pacifico/
  2. Pañol de historias nº2 El crucero nuclear «Long Beach». http://www.revistanaval.com/noticia/panol-historias-crucero-long-beach/
  3. Pañol de historias nº3 Misiles anti-buque, primera etapa. http://www.revistanaval.com/noticia/panol-historias-misiles-antibuque-primera-etapa/
  4. Pañol de historias nº4 Los «Fletcher». http://www.revistanaval.com/noticia/panol-historias-dd-destructores-fletcher/
  5. Pañol de historias nº5 Los misiles antiaéreos, primera etapa. http://www.revistanaval.com/noticia/panol-historias-misiles-antiaereos-primera-etapa/
  6. Pañol de historias nº6 Los cruceros Washington o Tratado. http://www.revistanaval.com/noticia/panol-historias-cruceros-washington-tratado/
  7. Pañol de historias nº8 Los últimos buques artilleros: los cruceros antiaéreos. http://www.revistanaval.com/noticia/ultimos-buques-artilleros-2/
Pañol de historias  Los últimos buques artilleros