Misiles anti-buque, primera etapa

Cuando a últimos de la SGM la tecnología alemana misilística comenzó a cosechar su panel de armamento más famoso, fueron tres los nombres que más resonaron dentro las cabezas de los Jefes de Estado Mayor Naval adversarios: Fritz, Henschel HS-293 y V-1

14/08/2012.- Por Camil Busquets i Vilanova

La Fritz era una bomba-cohete dirigida por RC, tiene en su haber el hundimiento del acorazado italiano Roma; la Henschel -con todas sus variantes- era asimismo otra bomba cohete que acreditó unos 28 hundimientos. La V-1 no fue una bomba volante anti-buque, si no aire-tierra, volviéndose anti-buque al caer en manos de sus enemigos finalizada la guerra.

Aunque no sea tan extraño después de la cacería a que los países vencedores de la SGM sometieron a los técnicos alemanes que los habían puesto a punto, lo cierto es que en los misiles antibuque norteamericanos hay un considerable pasado alemán, y aún más exactamente de la bomba volante V-1. Los rusos, al contrario, pudieron usar en gran parte tecnología propia; no en vano disponían de excelentes diseñadores que comenzaron a trabajar ya antes de la guerra.

EE.UU. y países OTAN

Los EE.UU. lograron disponer de algunas V-1, de las cuales, desmontadas y fusiladas, surgió la llamada Loon en cuyo proyecto intervinieron varias armas y empresas. Según parece los éxitos al respecto de la USAF animaron a utilizarla en la invasión de Japón, abortada por las dos bombas atómicas de Hiroshima y Nagasaki.

De la Loon se realizaron numerosas pruebas, si bien cada arma por su lado: US.Navy; US.Army y USAF, lo que se ha recriminado como una pérdida de tiempo, esfuerzos y dinero. La US.Navy denominó a sus prototipos KGW-1 que más tarde pasó a ser N-2 y esta versión fue la que registró su primer éxito lanzada desde la rampa instalada sobre la cubierta de popa del USS Cusk SS-348, el 12 de febrero de 1947, en Point Mugu, California.

En los años de posguerra un tanto lejana, del perfeccionamiento de la versión JB-2  se logró construir un agrandamiento-perfeccionamiento de la Loon que podía transportar una bomba nuclear; el mísil en cuestión fue el SSM-N8A Regulus-1 y más adelante el SMS-9-M-N/RGM-l15-Regulus II. Por su tamaño tuvieron que hacerse con submarinos con las medidas y los servicios adecuados. Fueron los Grayback, SSG-574, Growler, SSG-577 y Halibut, SSGN-587. Único submarino nuclear de la serie.

Rusia y el Pacto de Varsovia

Los rusos comenzaron a interesarse por los mísiles anti-buque mediada la década de  1950, cuando se percataron del peligro que representaban para sus buques -y si se daba un ataque a tierra- los CVA y CVN norteamericanos provistos de aviones con carga nuclear, los cuales entraron en servicio, respectivamente entre 1961 y 1968 (clase Kitty Hawk), 1961 (Enterprise) y de 1975 en adelante (clase Nimitz). La consecuencia fue la puesta en marcha de una serie de proyectos que no siempre tuvieron éxito.

El primer mísil fue el Scrubber SS-N-1- cuyo servicio resultó muy breve. En 1959 entró en servicio el SS-N-2-Styx, que tuvo buen éxito, especialmente a partir del hundimiento del Eilat. Fue cedido a las fuerzas de muchos países, especialmente aliados y/o del tercer mundo. Sucesivos perfeccionamientos hicieron aparecer otros Styx en versiones mejoradas, fueron las versiones A, B, y C, con prestaciones más brillantes.

El modelo siguiente de mísil SS ruso fue el SS-N-3 Shaddock -supersónico pero no nuclear-, los SS-N-7 y SS-N-9 sí fueron nucleares pero no supersónicos, y los últimos en aquel momento, SS-N-12  (Sandbox) y SS-N-19 (Shipwreck-Granit) fueron nucleares, supersónicos y hasta muy a primeros de la década de 1980 no estuvieron en servicio.

Los submarinos en que prestaron servicio estos mísiles fueron convencionales en su gran mayoría (Whiskey Twin Cyilinder; Whiskey Long Bin y Juliett), habida cuenta que los primeros nucleares rusos -29 Echo-II- entraron en servicio hacia 1965-1970.

La velocidad y el sonido

El que hoy en día un avión de combate que no sea supersónico parezca un demérito, no indica que en los años que estamos citando fuese igual. Los primeros aviones que superaron la velocidad del sonido (Mach) lograban hacerlo lanzándose en picado, lo que no dejó de acarrear numerosos accidentes con las consiguientes muertes.

Los primeros mísiles SSM, dotados de motores un tanto inhabituales no lograban llegar a ella ni superarla. Y dado que esto sí constituía un handicap los principales rivales se superaban por turnos, haciendo lo indecible para llegar a ella, mejor aún si podía ser a varios Mach de una vez.

En otro trabajo nos dedicaremos a los SSM actuales, de los que cabe hallar un buen florete, sean del tipo que sean, pues pocos países hay que admitan quedarse detrás de otros que consideran menos poderosos que ellos.

Notas

  1. Pañol de historias nº1 CV «Essex», el Vencedor del Pacífico. http://www.revistanaval.com/noticia/panol-historias-essex-vencedor-pacifico/
  2. Pañol de historias nº2 El crucero nuclear «Long Beach». http://www.revistanaval.com/noticia/panol-historias-crucero-long-beach/
  3. Pañol de historias nº4 Los «Fletcher». http://www.revistanaval.com/noticia/panol-historias-dd-destructores-fletcher/
  4. Pañol de historias nº5 Los misiles antiaéreos, primera etapa. http://www.revistanaval.com/noticia/panol-historias-misiles-antiaereos-primera-etapa/
  5. Pañol de historias nº6 Los cruceros Washington o Tratado. http://www.revistanaval.com/noticia/panol-historias-cruceros-washington-tratado/
  6. Pañol de historias nº7 Los últimos buques artilleros. http://www.revistanaval.com/noticia/ultimos-buques-artilleros/
  7. Pañol de historias nº8 Los últimos buques artilleros: los cruceros antiaéreos. http://www.revistanaval.com/noticia/ultimos-buques-artilleros-2/
Pañol de historias  Misiles anti-buque, primera etapa