Los cruceros Washington o Tratado

El acuerdo tomado en la capital estadounidense dio nombre a una amalgama de cruceros construidos bajo sus limitaciones en el periodo de entreguerras

21/09/2012.- Por Camil Busquets i Vilanova

Que Europa jamás será un país unido con fuerza pétrea lo dejan entrever hechos en los que latinos, hispanos, germanos, galos, anglosajones y demás europeos están siempre pensando de modo distinto al de los otros o viceversa. El hecho es que cuando surgen diferencias y/o peculiaridades en lo que sea, se suscitan sutiles sonrisas, cuando no vibrantes y resonantes carcajadas.

Entre 1921 y 1922, finalizada la IGM y cuando todavía los otrora contendientes se hallaban aún discutiendo los pactos y Tratados de Paz, se celebraron diversas reuniones en la capital americana con deseos y propósitos diversos, tal vez el que más -pero el menos reconocido- era el cese de la carrera de armamentos navales, una carrera que llevaba no al fin, si no al verdadero FIN, es decir a la ruina total de los vencedores.

En una de ellas tomaron parte Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Reino Unido, los cuales a duras penas fueron capaces de lograr un acuerdo de mínimos de reparto de porcentajes de buques, o de desplazamientos y características militares nuevas o viejas de éstos. Entre los buques de nuevo diseño surgieron los llamados cruceros de la clase Washington -razones obvias- o Treaty -tal vez aún más obvias- que fueron definidos como cruceros pesados, con 10.000 toneladas de desplazamiento Standard, ocho cañones de 203 mm, y no muchas puntualizaciones, con excepción de un dato que durante años nos ha amargado la vida más o menos a todos:

¿Qué es el desplazamiento Standard?

Es el desplazamiento del buque completo, totalmente tripulado, listo de máquinas y asimismo equipado para navegar, incluyendo todo el armamento y la munición, todo el capítulo de víveres, agua potable para la dotación, almacenes varios, e implementos de cada capítulo que se entiende preciso para la guerra; pero sin combustible y/o agua alguna en calderas o para reserva. Las dos limitaciones negativas fueron imposición de los EE.UU. y Reino Unido, ya que a ambos les favorecían. Al primero por su extensa red de puntos donde abastecerse de combustible, el segundo por determinadas y concretas características de las calderas británicas.

¿Galgos de hojalata?

Los cruceros Washington tenían limitadas demasiadas cosas, pero con lo que nadie se puso de acuerdo fue con el blindaje o protección; probablemente porque con buques de tales limitaciones no iba a haber blindaje con el que contar, e iba a tratarse de galgos, se hablaba de 33 y hasta 35 nudos, pero más bien de unos galgos de hojalata. En aquellos momentos conviene recordar que la velocidad era considerada un arma tan valiosa como cualquier otra.

Y hay que reconocer que de todo hubo: los cruceros de la US Navy salieron bastante más fuertes y robustos, sosteniendo combates con congéneres japoneses suyos sin desmerecer en nada. Los británicos tuvieron de todo, pero se les podría poner un 5-6 por su comportamiento general. Los franceses, como toda su flota, no pudieron demostrar la valía del material… ni la de las dotaciones.

Los italianos, por su parte, estuvieron a la altura de todas sus operaciones bélicas: es decir rozando el «0». Los españoles, que tuvimos dos, Canarias y Baleares, salieron bastante aceptables: el primero longevo y resistente aguantó más de un cuarto de siglo a flote; el segundo, por una serie de desgraciados sucesos, fue torpedeado navegando de noche y se hundió al poco.

Y los alemanes, que los tuvieron también aunque un poco de matute, lograron conservar al Prinz Eugen, intentar vender el Seydlitz y luego su transformación en portaaviones, y perder a los Admiral Hipper y Blücher.

Lista de los Washington por países (buques acabados)

  • Estados Unidos
    Pensacola; Salt Lake City; Northampton; Chester; Louisvillle; Chicago; Houston; Augusta; New Orleans; Portland; Astoria; Indianapolis; Minneapolis; Tuscaloosa; San Francisco; Quincy; Vincennes; Wichita.
  • Francia
    Algerie; Dupleix; Foch; Colbert; Sufren; Tourville; Duquesne.
  • Italia
    Trento; Trieste; Bolzano; Zara; Fiume; Gorizia; Pola.
  • Japón
    Nachi; Myoko; Haguro; Hashigara; Atago; Takao; Chokai; Maya; Mogami; Mikuma; Suzuya; Kumano; Tone; Chikuma.
  • Reino Unido
    Dorsetshire; Norfolk; Devonshire, London; Shropshire; Sussex; Kent; Berwick; Cornwall; Cumberland; Suffolk; Australia; Canberra.
  • Alemania
    Admiral Hipper; Blücher; Prinz Eugen.
  • España
    Canarias; Baleares.

Características tipo de un Washington

  • Construcción: entre 1926 y 1939.
  • Desplazamiento Standard: 10.000 t.
  • Medidas (aprox. según unidad): eslora: 190-195 m; manga: 18-21 m; calado: 5 m.
  • Propulsión 4 turbinas; 4-8 calderas; 4 hélices.
  • Potencia: 80.000 caballos de vapor; autonomía: 10.000 millas.
  • Velocidad (crucero): 10-14 nudos; (máxima): 30-35 nudos.
  • Dotación: 600-650.
  • Armamento: 8 cañones de 203 mm; varios de 40-70 mm; varias ametralladoras antiaéreas; hasta 8 tubos lanzatorpedos de 533 mm. 1 catapulta: 2-3 hidroaviones.
  • Protección: flotación/vertical: 50-70 mm; torre comando: 70 mm; horizontal: 30-50 mm; Artillería: 40-50 mm.

Algunas triquiñuelas

Ante medidas, características y prestaciones tan complejas de medir como son las de un buque de guerra, que muchas veces hay que aceptar guiándose más por la buena fe que no por el valor de una verdad absoluta, no cabe duda que hubo casos -los que más Alemania y Japón- en que las características de los buques tenían poco de fiable y metían la mano por donde podían.

Así, el Prinz Eugen alemán, tercero de la serie y por detrás del Admiral Hipper, tenía notables variaciones en desplazamiento del orden de algún millar de toneladas con sus hermanos, detalles que se comprobaron durante su estancia en el Pacífico, participando en las pruebas atómicas de Bikini y Eniwetok. El Seydlitz, cuarto de la serie, también hubiera presentado probablemente diferencias apreciables de haberse podido medir, o tal vez eso influyó en la decisión de convertirlo en portaaviones ligero, lo mismo que ya habían hecho los norteamericanos con sus 9 Independence.

Los japoneses también hicieron de las suyas con los cruceros pesados Mogami, los cuales construidos como cruceros ligeros -5 torres triples de 155 mm-, ya en el proyecto se pensó sustituirlas por 5 torres dobles de 203 mm. Precisamente estos buques se dice fueron los culpables de la decisión de la Royal Navy de construir sus tres series de 10 cruceros ligeros en los años previos a la guerra (Southampton; Birmingham; Glasgow; Newcastle y Sheffield); (Gloucester; Liverpool y Manchester); (Edinburg y Belfast, este último en la actualidad es un buque-museo a flote en el Támesis, cerca del Tower Bridge).

Comportamiento en combate

En los cruceros Washington pudo hallarse de todo y para todos los gustos. Así, en la batalla del cabo Matapán (27-29 de marzo de 1941) los británicos dieron una soberana paliza a los italianos hundiéndoles de una sola tacada a tres de sus cruceros Washington, es decir poco menos que la guinda del pastel de la Reggia Marina -Fiume, Zara y Pola- y por poco no se les llevan también por delante al Vittorio Veneto, acorazado moderno, insignia del Almte. Lachino, además de dos destructores y más de 2.300 muertos.

En los combates de febrero de 1942 y en las acciones de Indonesia: mar de Bali, o del estrecho de Makassar, mar de Java, estrecho de la Sonda, y formando parte de la flotilla compuesta ABDA -American-British-Dutch-Australian (USA, Royal Navy, Real Marina Neerlandesa y Real Marina Australiana) el Houston estuvo dando el callo por todas partes; finalmente después de haber combatido al cañón contra dos cruceros y tres destructores japoneses y haber recibido tres torpedos 93 Long Lance (610 mm de diámetro y 490 kg de alto explosivo) de los dos primeros acabó por hundirse. Pero la resistencia, capacidad de combate del buque y su efectividad militar le merecieron varias condecoraciones, así como a varios miembros de la dotación.

En Weserübung (Ejercicios del Weser) o invasión de Dinamarca y Noruega en abril de 1940, el Blücher fue buque insignia y lideró la flotilla que penetró al fiordo de Oslo durante la noche del 8 de abril para forzar allí el desembarco a la capital. Dos viejos cañones de costa y dos torpedos lanzados a poca distancia lograron sendos impactos en los pañoles, con lo que el buque se incendió, escoró y hundió. El pecio sigue aún en el fondo del fiordo de Oslo.

Notas

  1. Pañol de historias nº1 CV «Essex», el Vencedor del Pacífico. http://www.revistanaval.com/noticia/panol-historias-essex-vencedor-pacifico/
  2. Pañol de historias nº2 El crucero nuclear «Long Beach». http://www.revistanaval.com/noticia/panol-historias-crucero-long-beach/
  3. Pañol de historias nº3 Misiles anti-buque, primera etapa. http://www.revistanaval.com/noticia/panol-historias-misiles-antibuque-primera-etapa/
  4. Pañol de historias nº4 Los «Fletcher». http://www.revistanaval.com/noticia/panol-historias-dd-destructores-fletcher/
  5. Pañol de historias nº5 Los misiles antiaéreos, primera etapa. http://www.revistanaval.com/noticia/panol-historias-misiles-antiaereos-primera-etapa/
  6. Pañol de historias nº7 Los últimos buques artilleros. http://www.revistanaval.com/noticia/ultimos-buques-artilleros/
  7. Pañol de historias nº8 Los últimos buques artilleros: los cruceros antiaéreos. http://www.revistanaval.com/noticia/ultimos-buques-artilleros-2/
Pañol de historias  Los cruceros Washington o Tratado