Malvinas: La Operación Paraquat

El 21 de abril de 1982 se puso en marcha la operación Paraquat, que consistía en tomar las Georgias del Sur mediante la incursión de fuerzas especiales británicas

Los SAS (Special Air Service) fueron los primeros en intervenir pero fracasaron en el intento al encontrar un fuerte temporal de viento y nieve. El primer helicóptero utilizado, un Wessex que transportaba a los comandos del SAS se precipitó contra el suelo por culpa de rachas de viento superiores a los 100 km/h, afortunadamente no hubo victimas.

Por Javier Sánchez

Un segundo helicóptero del mismo modelo, llegó a la zona para rescatar a los supervivientes y también se estrelló, con el mismo resultado. Un tercer helicóptero proveniente del destructor Antrim y dotado con radar, pudo aterrizar en la zona y rescatar a todos los supervivientes.

Con la mejora del tiempo se intentó nuevamente la reconquista, esta vez por mar. Los equipos especiales del SBS (Special Boat Squadron) equipados con botes neumáticos Gemini, similares a las Zodiac empleadas por otras armadas, intentaron el desembarco. Tuvieron problemas con los motores fueraborda y con los propios botes, pues éstos, no estaban preparados para navegar entre bloques de hielo y sufrieron varios pinchazos. Al finalizar el día, los miembros del SBS, fueron evacuados de la zona por varios helicópteros.

Tras los primeros intentos fallidos, los mandos británicos, decidieron cambiar de estrategia. En la zona se encontraban el destructor Antrim, las fragatas Brilliant y Plymouth, el buque de patrulla antártica Endurance y el buque de aprovisionamiento Tidesring, además del submarino nuclear Conqueror.

Disponían de seis helicópteros; un Wessex del Antrim, dos Lynx a bordo de la fragata Brilliant y tres Wasp, uno en la fragata Plymouth y el resto en el Endurance. Contaban con cuatro cañones de 114mm Mk-6, dispuestos en dos montajes dobles, uno en el Antrim y otro en la Plymouth. Se unieron a todos los hombres disponibles pertenecientes al SAS, SBS y cuerpo de Royal Marines, sumando un total de 75 hombres totalmente equipados y armados con morteros ligeros, misiles contracarro y ametralladoras.

El 25 de abril, fueron helitransportados los primeros hombres que, una vez en tierra, establecieron un puesto de observación que sirvió para corregir el fuego de apoyo naval. A media mañana comenzó el bombardeo por parte de los buques de la Royal Navy que se encontraban lo suficientemente lejos para que las tropas argentinas no pudiesen localizarlos.

Al mismo tiempo las tropas británicas eran helitransportadas por detrás de las tropas argentinas, las cuales quedaron rodeadas de inmediato y sin posibilidad de hacer frente al ataque británico.

La imposibilidad de recibir refuerzos, la manifiesta inferioridad y la contundencia del ataque británico que disponía de fuego naval de apoyo, helicópteros dotados de armas y posiciones relativamente favorables, fueron algunos de los factores determinantes declinaron la balanza.

Al finalizar el día las tropas argentinas que defendían Grytviken se rindieron. En este ataque la Armada Argentina sufrió la baja del S-21 ARA Santa Fe, un veterano submarino de la clase norteamericana Balao (Guppy II), que fue sorprendido por el ataque de varios helicópteros de la Royal Navy y, aunque emplearon todo tipo de armas para neutralizarlo (cargas de profundidad, fuego de ametralladora y misiles filoguiados del tipo As.12) no consiguieron hundirlo y pudo regresar a puerto quedando, evidentemente, fuera de combate por los graves daños sufridos.

Al día siguiente los británicos concentraron todo su potencial hacia el otro asentamiento argentino establecido en las Georgias, concretamente en Puerto Leith. Lo cierto es que los argentinos no pudieron hacer mucho, resistieron durante horas la lluvia de obuses procedentes de los buques de la Royal Navy, pues les habían prometido la llegada de apoyo aéreo, tras haber establecido comunicación con Buenos Aires, pero dicho apoyo nunca llegó. Tras la imposibilidad de hacer frente al tal abrumador ataque, decidieron seguir el mismo camino que sus compatriotas y entregarse.

Notas

  1. 30 años de Malvinas: ir a la parte V. http://www.revistanaval.com/noticia/20120514-110010-malvinas-30-anos-despues-5/
Revista