El buque australiano era un boomerang

La decisión de trasladar la operación de carga del LHD Adelaide la ría de Vigo, pone en evidencia en los medios al puerto exterior coruñes

02/09/2013

Por Xoán Porto, editor de Revista Naval

Más de un alto cargo gallego se incorporó al despacho en la mañana del 28 de agosto leyendo en los resúmenes de prensa una información de Diario de Ferrol firmada por su redactora-jefe de economía Montse Mayoral (@MontseMayoral), en la que desvelaba los planes de la naviera especializada holandesa Dockwise para llevar la maniobra de embarque del LHD Adelaide a la ría de Vigo durante los próximos meses.

Más allá de la pugna localista, la decisión de trasladar el embarque carece de relevancia técnica en la actividad portuaria habitual

El Adelaide es el segundo de los buques anfibios -idénticos en sus dimensiones principales al Juan Carlos I de la Armada española- que Navantia construye para la Armada australiana. El astillero español envía los gigantescos cascos de los buques, de alrededor de 230 metros de eslora por 30 de manga, para su finalización por parte de BAE Systems en Australia. Para ello utiliza los servicios de la empresa holandesa, que dispone de una flota de buques semisumergibles especializados en el transporte de grandes estructuras.

Durante la planificación del envío del primer buque, el LHD Canberra, las expectativas más tempranas barajaban la ensenada natural de la ría de Ares como el lugar idóneo para el desarrollo de la operación, por su amplio calado y abrigo frente a los vientos y corrientes marinas dominantes. Sin embargo, la operación de carga del primero de los dos anfibios a bordo del HLV Blue Marlin se verificó finalmente en las confinadas aguas de la dársena del puerto exterior de Punta Langosteira (A Coruña) el 4 agosto de 2012, en una vistosa operación de ingeniería.

La primicia del diario ferrolano sobre el cambio de planes con respecto al segundo buque ha provocado indirectamente un pequeño terremoto mediático en el ámbito político local gallego. La noticia fue abrazada con entusiasmo por Faro de Vigo, y recibida de perfil por La Voz de Galicia, exponentes mediáticos y habituales escudos editoriales de los respectivos entes portuarios de Vigo y A Coruña.

Otros medios han aprovechado para sumarse [1] [2] a la suerte de bullying mediático que se cierne sobre el puerto exterior coruñes, una infraestructura inacabada, que obtuvo el apoyo de sucesivos gobiernos populares y socialistas, y que ha consumido importantes recursos económicos públicos estimados en más de 1.000 millones de euros. Situado apenas a 10 millas de otro puerto exterior de reciente construcción, el de Ferrol, Punta Langosteira cifra sus expectativas de negocio en el gran calado -entre 22 y 24 metros- de sus muelles y pantalanes.

La noticia del buque se convirtió en la noticia del puerto

El buque australiano, utilizado como palanca mediática para proyectar la imagen del puerto exterior coruñes, era en realidad un boomerang que se vuelve en su contra

La decisión de trasladar el embarque del LHD Adelaide desde el puerto exterior de A Coruña hasta la ría de Vigo, más allá de la pugna localista, carece de mayor relevancia técnica. Se trata de una maniobra singular y atípica que apenas se sirve de las infraestructuras portuarias propiamente dichas, y por tanto, su éxito o fracaso no es extrapolable a la operativa portuaria habitual.

Sin embargo, las autoridades coruñesas obviaron esta naturaleza accidental con respecto al funcionamiento habitual de un puerto, y vieron la oportunidad de captar la atención sobre la maniobra de embarque del Canberra a bordo del Blue Marlin para simbolizar el exitoso inicio de las operaciones de la rada coruñesa, dando cobertura política a una operación de imagen destinada a aumentar la proyección del puerto exterior coruñés, relegando indirectamente a un segundo plano el logro comercial y de ingeniería que supuso para la empresa naval y sus trabajadores la entrega del buque en calidad y plazo, y su envío a las antípodas.

Sin duda, la amplia comitiva de cargos públicos -electos o nombrados a dedo- que hace un año encabezaba el alcalde de A Coruña quizás olvidó -y aquí viene la moraleja de la historia- que el buque era tan australiano como los boomerang... y los boomerang, aunque tarden un año en hacerlo, siempre regresan de vuelta hacia quien los lanza. Parece haber consenso en que, al menos en esta ocasión, no estuvieron ágiles para receptarlo.

Una operación compleja

El embarque del LHD Canberra a bordo del Blue Marlin comenzó en la amanecida del sábado 4 de agosto de 2012. Su punto culminante se daría a lo largo de la mañana con el completo reflotamiento de la plataforma semisumergible, que emergería con el Canberra ya sobre su cubierta de carga.

La elevada concentración de cargos políticos locales durante la mañana del sábado no pasó inadvertida para las decenas de invitados y centenares de trabajadores del astillero e industria auxiliar que se desplazaron al puerto exterior coruñes [ver galería gráfica] armados con cámaras y prismáticos para seguir las evoluciones del «213» (número de construcción del buque en los astilleros ferrolanos) desde el mirador improvisado frente a las instalaciones de la UTE Langosteira, empresa constructora de las instalaciones portuarias, y al abrigo de unas carpas en las que se servía agua y café para entretener la espera.

En medio de un ambiente festivo, el director del astillero de Ferrol y el presidente de la Autoridad Portuaria coruñesa ofrecieron una rueda de prensa, a cuyo término se hizo una foto de familia entre políticos e invitados «vip»

Ajenos a la agenda mediática, invitados y curiosos se acercaban por la angosta carretera de Suevos hasta el perímetro de la impresionante obra: «esto parece Mad Max» murmuraba una persona mientras señalaba la inmensa explanada árida del puerto, vacía de contenido y circulada ocasionalmente por algún vehículo que trasegaba personal entre el muelle y el puesto de mando en las instalaciones de la UTE.

La información oficial ofrecida durante el desarrollo de la propia maniobra preveía su finalización pasado el mediodía. Sin embargo no fue hasta la noche del sábado en que se pudo dar por terminado el reflotamiento del Blue Marlin con su carga a bordo.

El casco del Canberra, bajo responsabilidad de Dockwise, sufrió algunos desperfectos durante la operación de carga, que fueron reparados en días posteriores por personal de Navantia. El refuerzo adicional de la cama -soporte físico del buque sobre la cubierta de carga del Blue Marlin- y las malas condiciones del mar retrasaron la partida del Blue Marlin hasta el 17 de agosto [leer noticia] [ver galería gráfica], cuando inició el gran viaje, doblando el Cabo de Buena Esperanza, hasta la ciudad de Melbourne, y en el que consumió dos meses de navegación.


 

Lea las reacciones en la prensa española:

Notas

  1. El «Blue Marlin» cargará el segundo LHD para Australia en la ría de Vigo (Diario de Ferrol). http://www.diariodeferrol.com/articulo/ferrol/blue-marlin-cargara-segundo-lhd-australia-ria-vigo/20130827221614056834.html
  2. La naviera que estrenó el puerto exterior coruñés opta ahora por el de Vigo por su mayor seguridad (Faro de Vigo). http://www.farodevigo.es/gran-vigo/2013/08/30/naviera-estreno-puerto-exterior-corunes/868473.html
  3. La grada ferrolana niega presiones de los astilleros vigueses (Faro de Vigo). http://www.farodevigo.es/gran-vigo/2013/08/31/grada-ferrolana-niega-presiones-astilleros/869109.html
  4. Vigo arrebata a Langosteira un transporte especial de Navantia (Ferrol). http://www.lavozdegalicia.es/noticia/ferrol/2013/08/31/vigo-arrebata-langosteira-transporte-especial-navantia/0003_201308G31P27998.htm
  5. Navantia admite «problemas» en el embarque en Langosteira (La Voz de Galicia). http://www.lavozdegalicia.es/noticia/economia/2013/09/01/navantia-admite-problemas-embarque-langosteira/0003_201309G1P37991.htm
  6. Los barcos huyen de Langosteira: mil millones y «hace aguas» en seguridad (El Correo Gallego). http://www.elcorreogallego.es/galicia/ecg/barcos-huyen-langosteira-mil-millones-hace-aguas-seguridad/idEdicion-2013-09-01/idNoticia-824275/
  7. Del aeropuerto sin aviones al puerto sin barcos (Levante EMV). http://www.levante-emv.com/economia/2013/09/01/aeropuerto-aviones-puerto-barcos/1029025.html
  8. Navantia reserva el fondeo en Vigo para embarcar el buque militar australiano tras descartar Langosteira (Faro de Vigo). http://www.farodevigo.es/gran-vigo/2013/08/31/navantia-reserva-fondeo-vigo-embarcar/869504.html
Opinión  El buque australiano era un boomerang