Menú principal


Revista Naval (RevNav)

ISSN 1885-3331

Martes, 25 de julio de 2017

Siga a @RevistaNaval en Twitter Seguir en Twitter

Noticias del Mundo | Canadá | Colisión

Dos buques de guerra canadienses colisionan en la mar

El destructor Algonquin fue alcanzado por el AOR Protecteur durante un ejercicio de remolque

 Compartir en Twitter Twitter  Compartir en Facebook Facebook

La superestructura del hangar del destructor HMCS «Algonquin» (Foto: Departamento de Defensa Nacional de Canadá)
La superestructura del hangar del destructor HMCS «Algonquin» (Foto: Departamento de Defensa Nacional de Canadá)

02/09/2013.- Dos buques de la Marina de guerra canadiense, el destructor HMCS Algonquin de la clase Iroquois, y el buque de apoyo logísitico HMCS Protecteur, colisionaron en la mar el pasado viernes 30, mientras efectuaban un ejercicio de remolque durante su tránsito hacia Hawai desde su base de Esquimalt, en Victoria (Columbia Británica).

La Marina confirmó que no se registraron daños personales entre el personal embarcado en los buques, que regresaron por sus medios a puerto en la tarde del sábado (hora local).

El Algonquin se llevó la peor parte durante el incidente, la superestructura que conforma el hangar, de material compuesto, quedó completamente destrozada por su banda de babor, pasada a cuchillo por la proa de acero del Protecteur, que apenas registró daños.

La Armada canadiense abrió dos investigaciones para determinar las causas del accidente y emitir recomendaciones para prevenir incidentes similares en el futuro, así como evaluar el alcance de los daños materiales.

La extensión de la reparación que habrá de afrontar el destructor Algonquin pone en serias dudas su participación en la Revista Naval Internacional de Sydney -a donde se dirigían los dos buques canadienses- que tendrá lugar en octubre para conmemorar el centenario de la Marina Real Australiana.

Los incidentes por alcance no son infrecuentes entre buques militares, principalmente durante las operaciones de aprovisionamiento o, como en el presente caso, durante un ejercicio de remolque en el que se simula que un buque colabora con otro que no dispone de propulsión propia. En todos estos casos, las distancias a las que operan los buques unos de otros es de pocos metros, situación que se agudiza por la relación entre esta distancia y la eslora de las naves, y la ingente masa que desplazan sobre un medio dinámico como es el mar, por lo que el margen de seguridad que permite corregir errores o fallos materiales imprevistos es mínimo.

El segundo incidente en cuatro meses

La colisión entre el Algonquin y el Protecteur es el segundo incidente de este tipo en el que se ven envueltos buques de la Armada canadiense. El 23 de abril se registró un incidente entre la fragata HMCS Winnipeg (de la clase Halifax), que se encontraba atracada al muelle en su base de Esquimalt; y un pequero de bandera estadounidense: el arrastrero congelador American Dinasty, de 90 metros de eslora.

El buque civil estaba realizando la maniobra de entrada a dique seco cuando se quedó sin gobierno por un problema eléctrico, embistiendo a la fragata con su roda sobre la amura de babor.

Seis miembros de la fragata Winnipeg resultaron con contusiones. El buque sufrió desperfectos aparentemente poco importantes, sin embargo trascendió que sufrió daños estructurales, por lo cual se elaboró un informe detallado cuyo resulado no ha sido hecho público. En el momento del abordaje la fragata Winnipeg estaba siendo sometida a obras de modernización, cuya finalización está prevista en 2014.

Información relacionada

Fotografías

Haga clic aquí para ver la imagen
Daños en la proa del veteranísimo AOR HMCS «Protecteur» (Foto: Departamento de Defensa Nacional de Canadá)

 Hay 2 fotografías asociadas

Publicidad

← atrás  ↑ arriba


COPYRIGHT © 2001-2017 Revista Naval   Apartado de Correos 32 15401 Ferrol Galicia (España)   redaccion@revistanaval.com