Menú principal


Revista Naval (RevNav)

ISSN 1885-3331

Viernes, 21 de julio de 2017

Siga a @RevistaNaval en Twitter Seguir en Twitter

Noticias de España | Australia | Política

Australia reubicará su Flota en las bases navales de Brisbane y Perth

El primer ministro en funciones Kevin Rudd anunció un plan para desmantelar la base naval de Sydney y promover las bases de Brisbane en el Este y Perth en el Oeste

 Compartir en Twitter Twitter  Compartir en Facebook Facebook

27/08/2013.- El primer ministro en funciones de Australia, el laborista Kevin Rudd, anunció en Sydney un plan para desmantelar la base naval de Garden Island y el traslado de los buques e instalaciones a otras bases navales en distintos territorios de Australia.

Rudd sucedió en junio a su correligionaria Julia Gillard al frente del ejecutivo australiano para reforzar el liderazgo del partido laborista ante las elecciones del próximo 7 de septiembre. La presentación del plan, anunciado como uno de los grandes proyectos del programa de gobierno laborista, se enmarca en la convocatoria electoral que renovará el parlamento federal.

El premier australiano anunció la creación de un grupo de trabajo, que deberá emitir un informe en 24 meses, encabezado por el Jefe del Estado Mayor de la Defensa y el Secretario de Defensa, junto al Jefe del Estado Mayor de la Armada, y en el que también estarán representados miembros del sector industrial de la defensa.

La idea que maneja el lider laborista es que el traslado de la base principal de Sydney esté completado en 2030. Rudd enmarcó esta iniciativa dentro del proceso de modernización de la Flota australiana, tomando como referencia las recomendaciones recogidas en los documentos de la revisión estratégica de la Defensa de 2012 y en el Libro blanco de la Defensa de 2013.

Estas publicaciones señalan los potenciales beneficios de expandir la presencia naval hacia regiones clave para los intereses de Australia. De esta forma se señaló la idoneidad estratégica y la ventaja operativa de reorientar la ubicación de los buques y unidades más al norte, situando las unidades navales anfibias cerca de las unidades del Ejército más preparadas para aprovechar esta capacidad de proyección estratégica.

La principal beneficiada del desmantelamiento de las instalaciones de Sydney serían, en el Este la base naval de Brisbane (Queensland) -al norte de Sydney- que acogerá la nueva generación de submarinos y los buques de asalto anfibio LHD de la clase Canberra; y en Australia Occidental (Western Australia) la base naval de Perth, base de la actual flotilla de submarinos de la clase Collins, y se propone como base de la futura generación de fragatas.

Los destructores AWD basados en la fragata F-105 española, actualmente en construcción, serían destacados en estas bases navales.

Las bases de Cairns y Townsville, Darwin, Sydney y Perth acogerán unidades menores. El gobierno laborista pretende también reforzar las bases en el norte del país. Previendo la elaboración de estudios, junto al Departamento de Aduanas y Fronteras, de cara a la posible creación de una base en Broome (Australia Occidental).

La fragata HMAS «Ballarat» entrando en Garden Island, al fondo los iconos por los que es reconocida mundialmente la ciudad australiana: el edificio de la Ópera y el Puente de la Bahía (Foto: Ministerio de Defensa de Australia)
La fragata HMAS «Ballarat» entrando en Garden Island, al fondo los iconos por los que es reconocida mundialmente la ciudad australiana: el edificio de la Ópera y el Puente de la Bahía (Foto: Ministerio de Defensa de Australia)

Transformación urbana de Sydney

Kevin Rudd quiso destacar que el traslado de las instalaciones de la Armada fuera de Sydney -que mantendrá algunas de sus dependencias para uso naval- a Queensland y Western Australia promoverá beneficios económicos para estos territorios, pero también para Nueva Gales del Sur en el ámbito civil, ya que los céntricos terrenos de la actual base naval de Garden Island se transformarán en establecimientos comerciales, zonas verdes y espacios públicos que darán servicio a la actividad ligada al turismo de cruceros, que de esta forma se pretende impulsar en las líneas de muelle de la pequeña bahía de Woolloomooloo.

Este tipo de tráfico marítimo está actualmente limitado por la altura del icónico puente sobre la Bahía cercano al edificio de la Ópera, y por la escasez de atraques en el puerto comercial de Sydney. La antecesora de Rudd, Julia Gillard ya había permitido, a pesar de las dudas expresadas por la Armada, el uso de las instalaciones navales de Garden Island para el atraque de un cupo de 3 cruceros al año.

En uno de esos momentos que harían las delicias de cualquier estratega político, el premier de Nueva Gales del Sur Barry O'Farrell, del partido liberal en la oposición, advertido de la agenda de Kevin Rudd, se hizo el encontradizo en los muelles de Sydney tras la conferencia de prensa del premier federal.

O'Farrell, haciendo gala de sus dotes dramáticas, afeó amargamente a su rival político no haber recibido «ni una llamada de teléfono» para conocer el proyecto que afecta a la capital del Este australiano, y que en su opinión supone la pérdida de 4.000 empleos ligados a la actividad naval. Rudd por su parte se quejó de la incoherencia de su rival político, apelando a las hemerotecas: «él quiere acceso para los buques de crucero, eso está registrado», y es que en el pasado O'Farrell había pedido la cesión de las instalaciones navales para el desarrollo turístico.

 

 

Información relacionada

Fotografías

Haga clic aquí para ver la imagen
Vista aérea de las instalaciones navales de Garden Island, en la Bahía de Sydney (Foto: Ministerio de Defensa de Australia)

 Hay 2 fotografías asociadas

Publicidad

← atrás  ↑ arriba


COPYRIGHT © 2001-2017 Revista Naval   Apartado de Correos 32 15401 Ferrol Galicia (España)   redaccion@revistanaval.com