Menú principal


Revista Naval (RevNav)

ISSN 1885-3331

Martes, 25 de julio de 2017

Siga a @RevistaNaval en Twitter Seguir en Twitter

Noticias de España | Tecnología | UAV

La Armada desplegará por primera vez vehículos UAV en la Operación Atalanta

La Armada desplegará por primera vez vehículos UAV en la Operación Atalanta

La Armada arrendará a SAAB AB un sistema UAV. El BAM «Meteoro» zarpará en los próximos días para integrarse en una nueva rotación de la Operación Atalanta

RevistaNaval.com

08/07/2013.- La Armada española contrató a la empresa SAAB AB la prestación de servicios en el ámbito del denominado Programa de Empleo de Sistema Aéreo No Tripulado Embarcado (PESANTE). El contrato, que fue adjudicado por el procedimiento negociado sin publicidad por importe de 2,5 millones de euros el 26 de junio y publicado (PDF) en el Boletín Oficial del Estado del 4 de julio, contempla el arrendamiento de vehículos aéreos no tripulados sin opción a compra, y su despliegue operativo a bordo de un buque de la Armada.

El programa PESANTE pretende dotar a la Armada con medios aéreos no tripulados (UAV) que complementen a los medios tradicionales, contribuyendo a extender la capacidad de identificación, vigilancia y reconocimiento (ISR) de objetos y personas sobre el mar o sobre tierra, mediante imágenes y vídeo visual e infrarrojo (IR), en un radio de 50 millas centrado sobre el buque operador del sistema, para obtener mayor persistencia y eficacia en la zona de operaciones reduciendo los riesgos para el personal.

A bordo del BAM «Meteoro»

El sistema que SAAB AB proporcionará a la Armada -en régimen de prestación de servicios- será inmediatamente desplegado. A falta de confirmación oficial, el cronograma previsto por contrato coincide con el despliegue del BAM Meteoro P-41, que partirá a mediados de este mes hacia la zona de operaciones de Atalanta, en la costa oriental del continente africano entre el Mar Rojo y el Océano Índico, donde permanecerá durante cuatro meses hasta el 30 de noviembre.

Aunque no se ha especificado, se presupone que el modelo que proporcionará SAAB AB se basa en el UAV VTOL de ala rotatoria Skeldar, cuya versión de producción se denomina V-200, lanzable y recuperable en la cubierta de vuelo del buque, y alimentado por combustible pesado JP-5 disponible en su servicio de vuelo.

El contratista deberá integrar los datos de los sensores del UAV en tiempo real con el CIC del «Meteoro» (Foto: Javier Sánchez/Revista Naval)
El contratista deberá integrar los datos de los sensores del UAV en tiempo real con el CIC del «Meteoro» (Foto: Javier Sánchez/Revista Naval)

El Meteoro podrá estibar el sistema, formado por los vehículos aéreos, la estación de control (UCS) -desde la que se controla el vuelo y la misión- y los equipos asociados; en contenedores estándar de 20 pies. Los BAM disponen por diseño de una reserva de espacio en la toldilla y en la zona de la cubierta de vuelo inmediatamente cercana al hangar para la estiba de este tipo de contenedores.

SAAB AB se encargará de la integración de sistemas, particularmente de la entrega de información proveniente en tiempo real de los sensores del UAV al CIC del buque. La operación y mantenimiento del sistema correrá a cargo del personal civil del contratista que embarcará y permanecerá a bordo del buque de la Armada desarrollando sus tareas durante el despliegue de acuerdo con el régimen interior de la unidad naval.

Requisitos operativos del UAV

La Armada ha establecido unos requisitos de operación para el sistema, que debe estar al 100% de sus capacidades durante 12 horas en periodos de 24 en condiciones normales, estando en disponibilidad de desarrollar hasta 72 horas continuadas de misión, alcanzando las condiciones para el lanzamiento con preavisos de 45 minutos en condiciones normales; y de 30 minutos y 5 minutos de alistamiento en alerta.

El sistema será capaz de efectuar el lanzamiento, navegación de precisión y recuperación en condiciones ambientales de entre -10 y +45 grados centígrados de temperatura, con estados de la mar de hasta fuerte marejada, y con un viento relativo en cubierta de hasta 30 nudos. El vehículo debe mantenerse de forma autosuficiente sobre la cubierta de vuelo en esas condiciones.

La velocidad de crucero no será inferior a 50 nudos, con una velocidad máxima de no menos de 75 nudos. Tiene que estar en disposición de situarse en el límite operacional de las 50 millas en 50 minutos (volando a 60 nudos). El techo operacional alcanzará como mínimo 10.000 pies de altitud.

Sensores

La carga de pago básica del UAV comprende el sensor de imagen EO/IR, estabilizado en los tres ejes; el repetidor AIS; y el respondedor IFF.

  • El sensor de imagen electro óptico/infrarrojo (EO/IR), entrega información visual (foto fija o vídeo) en tiempo real al CIC del buque con calidad 640x480 y 380.000 pixel. La grabación para análisis posterior de inteligencia se almacena en formato de alta definición (HD) comercial, con compresión estándar MPEG4. El UAV tiene que detectar, reconocer e identificar objetos de dimensiones superiores a 6 m2, así como georreferenciarlos y mantener el seguimiento continuo e ininterrumpido de blancos en movimiento durante un mínimo de 5 minutos. Las especificaciones del contrato indican que, en condiciones de visibilidad estándar a 2.000 pies de altura, el sistema ha de ser capaz de detectar objetos a 5 millas, reconocerlos a 4 millas e identificarlos a 1,5 millas. Estos márgenes varían en condiciones de penumbra o en modo IR, siendo de 2,5 millas el umbral de detección, 1,2 millas el reconocimiento, y 0,5 millas la identificación del objeto.
  • El repetidor AIS con especificaciones SAAB R4AS, permite el registro, encriptado y transmisión en tiempo real de la situación del tráfico marítimo en la zona de interés.
  • Respondedor IFF (Identification, Friend or Foe) proporciona información de situación del UAV, con capacidad de activación remota desde el buque.

UAV Skeldar V-200 Maritime (Foto: © Stefan Kalm/SAAB AB)
UAV Skeldar V-200 Maritime (Foto: © Stefan Kalm/SAAB AB)

Análisis | Evaluando la operatividad

El sistema proporcionado por SAAB es un UAV ya probado en entornos operativos. En el pliego de prescripciones técnicas del programa PESANTE se excluía de forma explícita cualquier aparato o componentes en fase de desarrollo o ensayo, para minimizar los riesgos inherentes a su operación en un entorno real.

Los planes de la Armada española, formalizados en su documento de Líneas Generales 2012 (PDF), prevén la adquisición de al menos 10 vehículos aéreos no tripulados UAV. La Armada ha optado inicialmente por el arrendamiento de aparatos, primando la operatividad de los aparatos frente al desarrollo de productos en el mercado nacional, una medida conservadora que se ciñe al marco presupuestario restrictivo.

De esta forma, durante los cuatro de despliegue en Atalanta se pretende obtener, además de resultados operativos, información acerca del empleo de medios aéreos no tripulados y sus procedimientos de operación, así como adiestramiento para la realización del mantenimiento general de los elementos del sistema a nivel de primer escalón.

 

Información relacionada

Fotografías

Haga clic aquí para ver la imagen
El BAM «Meteoro» podría embarcar de forma pionera vehículos aéreos no tripulados durante su despliegue en Atalanta (Foto: Javier Sánchez/Revista Naval)

 Hay 4 fotografías asociadas

Publicidad

← atrás  ↑ arriba


COPYRIGHT © 2001-2017 Revista Naval   Apartado de Correos 32 15401 Ferrol Galicia (España)   redaccion@revistanaval.com