El crucero protegido «Emperador Carlos V»

Protagonista involuntario de nuestra historia naval durante los años de plomo que siguieron al desastre de 1898 hasta el resurgir de la Escuadra con la entrada en servicio de los acorazados de la clase «España», el libro de Alejandro Anca Alamillo refleja la historia de un auténtico «superviviente».

30/03/2007 Como avanza el autor en la contracubierta, el «Carlos V» no era -desde luego- el mejor navío de la Armada española, incluso a nivel técnico y por cuestiones que se detallan en el texto, dejó bastante que desear.

Sin embargo, el momento histórico que le tocó vivir, en una España que se abría camino sobre los rescoldos de la guerra del 98 con los Estados Unidos, resuelta con la destrucción de las escuadras de Montojo y Cervera por los norteamericanos y la consecuente pérdida de las posesiones ultramarinas, devolvió al crucero protegido -llamado en su momento a ser ejemplo de la capacidad de la industria nacional- en el principal y casi único exponente de la flota de guerra española.

A lo largo de 72 páginas coroladas por un apéndice gráfico en color, el autor desgrana las no pocas vicisitudes que jalonaron la larga y en cierto modo apacible vida del «Carlos V», desde su construcción por los astilleros gaditanos de Vea-Murguía, hasta su ocaso apaciblemente fondeado en el Arsenal ferrolano como escuela flotante de marinería; pasando por su frustrada participacion bélica en la guerra de 1898 asignado a la Escuadra del Almirante Cámara, la campaña de Marruecos, o las numerosas comisiones de representación a las que acudió.

El autor

Alejandro Anca, joven y prolífico autor, parece encontrarse especialmente cómodo en el periodo histórico que se abre a partir de la Restauración monárquica en el último cuarto del siglo XIX, a cuya Marina ha dedicado buena parte de su producción bibliográfica.

La buquegrafía (creemos acuñar el término, entendiendo como tal la historia de la vida de un buque) del «Emperador Carlos V» se une a otras obras del mismo autor dedicadas a buques principales de la Armada durante el mencionado periodo histórico, como el acorazado «Pelayo» (Quirón Ediciones) o el crucero acorazado «Cardenal Cisneros» (La Espada y la Pluma), buque este de cortísima vida operativa, y al que también sobrevivió el «Carlos V», contribuyendo así a prolongar el forzado protagonismo del crucero protegido en las filas de la Armada.

«El crucero protegido Emperador Carlos V» se halla a la venta en limitadísima edición en la Librería Náutica Robinson.

Información relacionada

Fotografías

Cubierta del libro

1 Cubierta del libro

Postal coloreada. El libro se cierra con un apéndice gráfico

2 Postal coloreada. El libro se cierra con un apéndice gráfico

El libro está profusamente documentado. Esquema de los montajes artilleros principales

3 El libro está profusamente documentado. Esquema de los montajes artilleros principales

Archivo 2004-2011