Menú principal


Revista Naval (RevNav)

ISSN 1885-3331

Martes, 22 de agosto de 2017

Siga a @RevistaNaval en Twitter Seguir en Twitter

S.A.R. el Príncipe de Asturias asiste al desarrollo del ejercicio Cartago 06

El ejercicio tuvo lugar durante la semana del 13 al 17 de noviembre, en aguas próximas a Cartagena, y en él tomaron parte el submarino «Siroco» y el Buque de Salvamento y Rescate (BSR) A-20 «Neptuno», integrado en la Fuerza de Acción Marítima.

02/12/2006 · Fotos: BSR/A20 «Neptuno», vía Javier Peñuelas El objetivo del ejercicio es el adiestramiento de las dotaciones de submarinos, del personal sanitario y del buque de salvamento, mediante la recreación de un escenario similar al que se presentaría en un hundimiento real.

A lo largo de las diferentes fases del ejercicio se realizaron: la búsqueda del buque y gestión del incidente a nivel de estados mayores; la localización y ventilación de aire al submarino hundido, y el escape real de un miembro de la dotación, al que posteriormente se evacuó de acuerdo con el protocolo de apoyo sanitario establecido para estas contingencias.

En la jornada del 15 de noviembre, en la que estuvo presente Don Felipe de Borbón, se realizaron tres ejercicios: ventilación del submarino, entrega de suministros vitales y escape.

El submarino «Siroco» se posó en una profundidad de 30 metros en la Bahía de Mazarrón y a continuación el BSR «Neptuno» realizó un fondeo de precisión en sus proximidades.

El primer ejercicio, de ventilación del submarino desde el exterior, tiene por objetivo conseguir la recirculación de aire y regeneración de la atmósfera interior del buque sumergido.

Para ello, en primer lugar se conectó el cabo guía que unió al «Neptuno» con el submarino, y posteriormente se enviaron por él las mangueras de ventilación (aire fresco y extracción de aire viciado).

Posteriormente una pareja de buzos con equipo de gran profundidad hizo inmersión y las conectó. La ventilación se mantuvo unos minutos y luego se largó y recuperó toda la maniobra, mientras los buzos regresaban a superficie.

Toda la operación se pudo seguir desde superficie gracias a las cámaras que los buzos llevan acopladas a su casco, y también a las cámaras del ROV «Scorpio», que se mantuvo siempre próximo a los buzos.

A continuación se realizó el ejercicio de entrega de suministros vitales al submarino mediante el envío a través de la esclusa de escape del submarino de un recipiente estanco (pod) con suministros. Este ejercicio se realizó completamente con el robot «Scorpio», que llevó el pod directamente desde superficie hasta las proximidades de la esclusa, previamente inundada y abierta desde el buque, para introducirlo en su interior.

Como culminación de la jornada, se realizó un Ejercicio de escape, en el cual un miembro de la dotación del «Siroco» abandonó el submarino.

El «Neptuno» estableció el dispositivo de seguridad con buceadores, nadadores de rescate y embarcaciones con personal sanitario especialista en medicina subacuática.

El submarino inundó su esclusa y el marino escapado ascendió empujado por la flotabilidad positiva que proporciona el traje de escape. Una vez en superficie, fue recogido por los nadadores y trasladado al «Neptuno».


Los ejercicios de rescate de submarinos accidentados han tomado gran relevancia mediática desde el luctuoso incidente del «Kursk», en agosto de 2000, o del más reciente -y exitoso, en este caso- rescate de la dotación del batiscafo militar también ruso, AS-28 en aguas de Kamchaka, en agosto del pasado año.

La Armada española, que hubo de lamentar a lo largo de su historia la pérdida de varios buques de este tipo, principalmente durante la guerra civil de 1936-1939, y ya en 1946, con la pérdida del submarino C-4 en aguas baleares; desarrolla en la actualidad los ejercicios de carácter nacional «Cartago», y participa en los más ambiciosos «Sorbet Royal», organizados en el ámbito de la OTAN.

La Armada española participa además poniendo a disposición sus medios encabezados por el BSR/A-20 «Neptuno», en la red internacional ISMERLO, destinada a mejorar la coordinación de medios de salvamento y rescate en caso de producirse un incidente con un submarino en cualquier parte del mundo.

Información relacionada

Fotografías

Envíe sus comentarios sobre esta información a la Tribuna del lector.

← atrás  ↑ arriba

Haga clic aquí para ver la imagen

Buque de Salvamento y Rescate A-20 «Neptuno» (Foto: BSR/A20 «Neptuno», vía Javier Peñuelas)

Álbum de imágenes


COPYRIGHT © 2001-2017 Revista Naval   Apartado de Correos 32 15401 Ferrol Galicia (España)   redaccion@revistanaval.com