Menú principal


Revista Naval (RevNav)

ISSN 1885-3331

Miércoles, 23 de agosto de 2017

Siga a @RevistaNaval en Twitter Seguir en Twitter

El patrullero P 13 «Javier Quiroga» causó baja en la Armada

La ceremonia de baja del buque estuvo presidida por el Vicealmirante Jefe del Arsenal de Cartagena. El acto tuvo lugar a las 12 del mediodía en el muelle Juan de Borbón del Arsenal de Cartagena, donde estaba basado.

28/04/2005 · Texto de Diego Quevedo Carmona, fotos de Diego Quevedo y Javier Peñuelas Este patrullero, junto con sus otros cinco gemelos («Barceló», «Laya», «Ordoñez», «Acevedo» y «Cándido Pérez»), nació como consecuencia de un convenio que se firmó en su momento entre los entonces Ministerios de Comercio y de Marina, que acordaron compartir gastos.

Su orden de ejecución se cursó el 5 de diciembre de 1973 y su construcción se basó (al igual que ocurriría con la media docena de «Lazagas», de tan grato recuerdo), en la experiencia de los astilleros alemanes Lürssen Werft, de Vegesack, Bremen, que construirían el casco y algunos elementos de los dos cabezas de serie, el «Barceló» y el citado «Lazaga», construyéndose a continuación los 5 «Barcelós» y los 5 «Lazagas» restantes en la factoría que la entonces denominada Empresa Nacional Bazán posee en San Fernando, Cádiz, en cuyo Taller de lanchas rápidas se le arbolaría la quilla el 9 de mayo de 1975, siendo botado al 16 de diciembre de 1975 junto con su gemelo Laya, convirtiéndose de ese modo ambos patrulleros en los primeros buques para la Armada botados en España bajo el reinado de Juan Carlos I.

Su nombre lo ha ostentado en memoria de don Javier Quiroga Posada, vizconde de Villar de Fuentes, vecino de Pontevedra y comandante que era en 1936 del bou artillado «Virgen del Carmen».Tanto a este patrullero como al resto de buques de su clase, le fue asignado el nombre el 26 de julio de 1974 y lo fue en sustitución de otro «Javier Quiroga» que había sido dado de baja en 1970, y que era un patrullero llegado a nuestra Armada en 1954 como consecuencia de un hecho nada usual, como era la cesión de un financiero español, don Eduardo Aznar y Ceste, que lo había adquirido como yate en Estado Unidos poco antes.

Esta unidad que hoy ha causado Baja, había causado Alta en la Armada el 1 de abril de 1977.

Sus características básicas son: 36,20 metros de eslora y 5,80 de manga, calando 1,90 metros y desplazando 134 toneladas. Su propulsión corría a cargo de dos motores Diesel Bazán MTU de 6.000 CV de potencia, que le imprimían una velocidad cercana a los 40 nudos.

Aunque su principal misión ha sido la de vigilancia del litoral, sus altas prestaciones le han hecho a lo largo de su vida marinera participar en múltiples colaboraciones, desde ejercicios de tiro, actuaciones como buque S.A.R., etc., siendo muy habitual también la escolta al yate Fortuna de S.M. el Rey en época veraniega en aguas baleares, labor que se le encomendó en múltiples ocasiones, dadas sus buenas características de velocidad, armamento, etc.

El acto de baja del buque, aparte de contar con una numerosa representación de ex-comandantes ha contado también con la presencia de don Javier, doña María José y don Ignacio Albo Quiroga, sobrinos del personaje cuyo nombre ha ostentado el buque y que recibieron del último comandante un regalo singular: uno de los letreros que han figurado en el alerón durante los 27 años en que el buque ha estado en activo.

Fotografías

Envíe sus comentarios sobre esta información a la Tribuna del lector.

← atrás  ↑ arriba

Haga clic aquí para ver la imagen

El «Javier Quiroga» muestra las afiladas líneas de su casco (Foto: Javier Peñuelas González)

Álbum de imágenes


COPYRIGHT © 2001-2017 Revista Naval   Apartado de Correos 32 15401 Ferrol Galicia (España)   redaccion@revistanaval.com