Ya es Navidad... en la Base de Submarinos

Los «abuelos» de la Flotilla de Submarinos no estaban dispuestos, ni mucho menos, a terminar su larguísima vida operativa en la Armada sin celebrar una Navidad como es debido...

19/12/2004 · Texto de Xoán Porto, fotos de Diego Quevedo Cuando llegan las fechas navideñas, normalmente todo el mundo a bordo de los buques de la Armada estira la imaginación para plasmar, generalmente con grandes dosis de humor, los buenos deseos para el año venidero.

El intercambio de postales que derrochan ingenio, a cargo del "artista" oficioso del buque (siempre hay uno o varios) es el medio de expresión más habitual para compartir esos buenos deseos con el resto de la Humanidad.

Pero en esta ocasión son dos de nuestros submarinos, los más veteranos de la Flota, el S-62 «Tonina» y el S-63 «Marsopa», los que se aprestan a celebrar las que serán sus últimas y penúltimas navidades respectivamente, de una forma ciertamente original. Como si alguna de esas postales hubiera tomado forma, ciertos personajes han tomado la cubierta de ambos buques para demostrar que debajo de esos cuerpos de frío acero hay tripulaciones también de acero, pero con un corazón tan grande que no cabe dentro del submarino más grande.

En las imágenes que se acompañan, podemos ver al «Marsopa», cuyo protuberante domo proel ciñe un gorro de Papá Nöel, y a su vera, unos cuantos "regalos", muy especiales, como veremos más adelante.

Por su parte, el «Tonina», que será dado de baja durante el próximo año, oficia en esta ocasión como "trineo" de Papá Nöel, que asentado en su vela, tira de un trío de animosos delfines que remontan con alegría el domo desnudo del sónar.

En este caso, el Santa Claus del «Tonina» también lleva su lote de "regalos", que como los que porta el «Marsopa», están cuidadosamente etiquetados con los nombres de las maniobras y ejercicios navales con que serán obsequiados ambos buques durante 2005.

Patrón de los navegantes

Sin duda esta novedosa iniciativa, que estará hasta el día de Reyes, contará sino con la aprobación, con la indulgencia de la superioridad, ya que, aunque pudiera parecer una concesión al consumismo imperante o a tradiciones ajenas, lo cierto es que el actual Papá Nöel o Santa Claus tiene sus orígenes en la figura de San Nicolás de Bari, que entre otras muchas cosas es benefactor de marineros y navegantes.

Y dicho esto, muy poco habría que añadir, salvo desear unas felices fiestas y un venturoso año 2005 para [email protected].

Fotografías

Las dotaciones de los «abuelos» se han esmerado este año para hacerles más pasaderas a estos venerables buques sus últimas navidades (Foto: Diego Quevedo Carmona)

1 Las dotaciones de los «abuelos» se han esmerado este año para hacerles más pasaderas a estos venerables buques sus últimas navidades (Foto: Diego Quevedo Carmona)

Detalle de la decoración del «Tonina», que será baja el próximo año 2005 (Foto: Diego Quevedo Carmona)

2 Detalle de la decoración del «Tonina», que será baja el próximo año 2005 (Foto: Diego Quevedo Carmona)

Los regalos de Papá Nöel son las maniobras navales que afrontarán ambos buques durante el próximo año (Foto: Diego Quevedo Carmona)

3 Los regalos de Papá Nöel son las maniobras navales que afrontarán ambos buques durante el próximo año (Foto: Diego Quevedo Carmona)

Archivo 2004-2011 Ya es Navidad... en la Base de Submarinos