El A-33 «Hespérides», remozado y a punto

El buque de Investigación Oceanográfica de la Armada española A-33 «Hespérides», se encuentra estos días terminando de ponerse a punto en aguas de Cartagena para iniciar una nueva Campaña Antártica.

09/10/2004 · Por Diego Quevedo Carmona El «Hespérides» iniciará la nueva campaña el próximo día 21 de octubre desde su base en Cartagena, seis días antes lo habrá hecho su compañero, el A-52 «Las Palmas», que partirá el 15 de octubre también desde Cartagena, puerto en el que asienta su base desde que hace unos meses se trasladara desde la isla canaria que le da nombre.

La reconstrucción del «Hespérides»

Como es sabido el pasado año la campaña corrió a cargo del otro buque polar de la Armada, el A-52 «Las Palmas», debido a las llamadas obras de media vida a las que quedó sometido el «Hespérides».

Durante meses, el buque ha permanecido varado en el carenero de Izar Cartagena, efectuándose trabajos absolutamente en todos y cada uno de los servicios de a bordo.

Así, habitabilidad, máquinas, seguridad interior, electrónica, navegación, y en definitiva todo el buque fue puesto en manos de los operarios de la factoría que durante meses han obrado la transformación del antiguo «Hespérides» en un nuevo buque mucho mas operativo y funcional, que en estos días finaliza su puesta a punto para volver a la Antártida.

Las obras acometidas en él no solamente han afectado a todo el interior, sino a su aspecto externo, destacando por ejemplo el frontal del puente, que ha pasado de ser inclinado a ser vertical, pero lo que más llama la atención es sobre todo la elevación de las bordas, lo que ha supuesto aumentar considerablemente la capacidad interior del buque, y que ha supuesto por ejemplo que los botes salvavidas se encuentren ahora una cubierta más alta que antes de las obras.

Al «Hespérides» se le puso la quilla sobre la grada Nº3 de la Empresa Nacional Bazán de Cartagena el 14 de noviembre de 1988, siendo puesto a flote el 12 de marzo de 1990, en un acto que fue presidido por S.M. el Rey don Juan Carlos y en el que actuó de madrina la Reina doña Sofía, siendo recepcionado por la Armada el 16 de mayo del año siguiente.

Estas fechas, indican por sí solas que aún siendo un barco joven, ya es por otro lado un veterano, de ahí que se haya considerado someterlo a las obras de media vida que le van a permitir desarrollar mejor sus próximas Campañas en el Continente helado, aunque para ello se haya tenido que prescindir de sus servicios en la 2003-2004.

Diego Quevedo Carmona

Información relacionada

Fotografías

La nueva silueta del «Hespérides» (Foto: Diego Quevedo Carmona)

1 La nueva silueta del «Hespérides» (Foto: Diego Quevedo Carmona)

El buque antes de entrar en el varadero de Izar Cartagena (Foto: Diego Quevedo Carmona

2 El buque antes de entrar en el varadero de Izar Cartagena (Foto: Diego Quevedo Carmona

En el muelle, con su nuevo aspecto (Foto: Diego Quevedo Carmona)

3 En el muelle, con su nuevo aspecto (Foto: Diego Quevedo Carmona)

Pruebas de mar frente a la costa cartagenera, durante el pasado mes de agosto (Foto: Lapenu)

4 Pruebas de mar frente a la costa cartagenera, durante el pasado mes de agosto (Foto: Lapenu)

Tras un paréntesis de un año, esta imagen se repetirá en las aguas del continente helado durante la campaña 2004-2005. En sobreimpresión aparece la medalla conmemorativa de la botadura del «Hespérides» (Foto: vía Diego Quevedo Carmona)

5 Tras un paréntesis de un año, esta imagen se repetirá en las aguas del continente helado durante la campaña 2004-2005. En sobreimpresión aparece la medalla conmemorativa de la botadura del «Hespérides» (Foto: vía Diego Quevedo Carmona)

Archivo 2004-2011 El A-33 «Hespérides», remozado y a punto