Fricciones entre PSOE y PP por la firma de los contratos de los nuevos programas principales de armamento

La firma de los contratos entre la Armada e Izar para la construcción de los submarinos S-80 y el Buque de proyección estratégica tuvo lugar el pasado 24 de marzo.

04/04/2004 · Revista Naval El diario El País publicó en su edición del pasado viernes 2 de abril, una información en la que desvela la firma de contratos -por valor de 4.176 millones de euros- para la adquisición de los materiales incluidos en los nuevos programas principales de armamento del Ministerio de Defensa aprobados en el Consejo de Ministros del 5 de septiembre de 2003.

Según el diario madrileño, los actos de firma entre los Cuarteles Generales del Ejército de Tierra y de la Armada, y las empresas contratistas, tuvieron lugar los días 24 (programas S-80 y Buque de proyección estratégica) y 31 de marzo (Pizarro y Tigre).

Al contrario que en ocasiones precedentes, dichos actos de firma no trascendieron a la opinión pública.

Según El País, desde el punto de vista legal, la firma de los contratos puede considerarse “un asunto de trámite, ya que se trata de la ejecución de acuerdos del Consejo de Ministros”. Sin embargo, “tiene una gran trascendencia política, ya que los compromisos contraídos hipotecan el presupuesto de Defensa para la próxima década”.

Citando la opinión de expertos no identificados, el diario añade que “el pago de estos programas, a lo largo de hasta 20 anualidades, junto a los compromisos ya contraídos, hace imposible que el PSOE pueda cumplir su promesa de congelar el presupuesto de Defensa”.

En su análisis, el rotativo madrileño indica que la negociación de los nuevos programas principales “ha sido tan compleja y la seguridad del PP en ganar las elecciones era tan grande que la aprobación de los mismos se pospuso hasta los últimos momentos de la legislatura y su materialización, ya en la prórroga”.


Comunicados del Ministerio de Defensa y del PSOE

Durante la misma mañana del día 2, el Ministerio de Defensa hizo público un comunicado de 4 puntos en el que sale al paso, en duros términos, de la información publicada por el diario El País, haciendo hincapié en los hitos recorridos desde el Consejo de Ministros del 5 de septiembre de 2003, y en las medidas económicas adoptadas para la financiación de los nuevos programas principales.

Finalmente, el Ministerio puntualiza que la firma por parte de los Cuarteles Generales, “de las correspondientes órdenes de ejecución con las empresas”, fueron informadas “al interlocutor señalado por el Partido Socialista para el Ministerio de Defensa, don José Bono, Presidente de Castilla-La Mancha”.

Sin embargo, el PSOE difundió a su vez una nota de prensa en la que desmiente esta versión, alegando desconocer la firma de los contratos a los que se refiere la información de El País, y exigiendo al Gobierno en funciones que “paralice todos los expedientes administrativos relativos a la adquisición de armamento”, y solicitando asimismo “información precisa y concreta de todos los expedientes y de las decisiones adoptadas desde el 14 de marzo” en esta materia, “empezando por las contrataciones que se han hecho públicas”.

La misma fuente del Partido Socialista señala que “esperar dos semanas para contratar un armamento que se entregará en algunos casos en un plazo de tiempo superior a cuatro años, y que tendrá una repercusión económica importante en los presupuestos de la Defensa que gestionará el próximo Gobierno socialista, no supone quiebra ni perjuicio a los intereses generales, sino que, por el contrario, colabora a la transparencia y la lealtad exigible en el traspaso de poderes”.


Los nuevos programas principales de la Armada

Por lo que hace a la Armada, el visto bueno para la firma de las órdenes de ejecución de los programas anunciados en el Consejo de Ministros del 5 de septiembre de 2003, tuvo lugar en la reunión ministerial del pasado 5 de marzo, penúltima del gabinete antes de las elecciones del 14-M.

La firma de las órdenes de ejecución entre la Armada e Izar, como contratista principal de ambos programas, tuvo lugar el pasado 24 de marzo, según el diario El País.

Los submarinos S-80 deberán ser entregados entre 2011 al 2014, siendo su coste de 1.756 millones de euros. Por su parte, el Buque de proyección estratégica, valorado en 360 millones de euros, será entregado a la Armada en 2008.

Revista Naval.

Información relacionada

Fotografías

Detalle de la isla de un modelo similar al futuro Buque de proyección estratégica (Foto: Xoán Porto/RevistaNaval.com)

1 Detalle de la isla de un modelo similar al futuro Buque de proyección estratégica (Foto: Xoán Porto/RevistaNaval.com)

Archivo 2004-2011 Fricciones entre PSOE y PP por la firma de los contratos de los nuevos programas principales de armamento