Menú principal


Revista Naval (RevNav)

ISSN 1885-3331

Viernes, 21 de julio de 2017

Siga a @RevistaNaval en Twitter Seguir en Twitter

Comenzó la reubicación de unidades de la Armada

Texto y fotos de Diego Quevedo Carmona
Publicado el 16 de septiembre de 2003

A comienzos de verano de 2003, la Armada ha tomado la decisión de reubicar la base de estacionamiento de algunas de sus unidades, que afectan principalmente a buques destinados hasta ahora en los arsenales de Cartagena y Las Palmas.

Foto: Diego Quevedo Carmona
La Foto Diego Quevedo Carmona

En concreto el antiguo remolcador de altura Las Palmas (A-52), reconvertido desde hace algún tiempo en buque de apoyo a las campañas oceanográficas del Hespérides, pasa destinado de la ciudad insular cuyo nombre ostenta a Cartagena, puerto en el que solamente estuvo una vez en su vida, hace una década, para llevar a remolque hasta un desguace valenciano al ex-petrolero A-11 Teide.

Igualmente la ex-corbeta F-31 Descubierta, que hace tres años se convirtió en el patrullero de altura del mismo nombre y numeral de costado P-75, pasó entonces de Cartagena a Las Palmas, y ahora vuelve destinado a la ciudad mediterránea que le vio nacer y probablemente le vea morir. Por el contrario, las cuatro corbetas supervivientes de lo que aún es -aunque por muy poco tiempo- la 21ª escuadrilla de escoltas, todas ellas desde siempre en Cartagena, pasarán en breve a ser reconvertidas también en patrulleros de altura, pasando destinadas a Las Palmas las Cazadora y Vencedora, (extremo ya confirmado), mientras el futuro destino de la pareja de Infantas aún está en el aire, pero en cualquier caso parece ser también se despedirán de Cartagena.

Del mismo modo, el aljibe A-65 Marinero Jarano acaba de pasar destinado de Las Palmas a Cartagena, para relevar en esta última ciudad al A-63 Torpedista Hernández, que está previsto cause Baja en las Listas de la Armada a comienzos de 2004. Como dato anecdótico decir que el Jarano, construido en Bazán San Fernando en 1980, estuvo destinado primeramente en la Zona Marítima del Estrecho, para pasar posteriormente a la del Cantábrico y más tarde a Canarias, de donde procede. Así, el nuevo aljibe que llega a Cartagena nunca antes estuvo en esta ciudad en sus veintitrés años de vida, siendo precisamente este pequeño buque auxiliar el primero de todos los citados en hacer cumplir los previstos cambios de base, ya que se encuentra en Cartagena desde el pasado domingo 14 de septiembre en que arribó procedente del Arsenal isleño. A partir de ahora, sus misiones serán las que ha venido desempeñando durante años y años el veterano Torpedista, que no son otras que suministrar la preciada agua a los destacamentos militares que posee el Ejército de Tierra en las posesiones españolas del Norte de África, esto es, Peñones de Alhucemas y Vélez de la Gomera y archipiélago de Chafarinas, así como al destacamento de la isla de Alborán.

Como quiere decirse que las misiones de estos buques, aún siendo importantes, (y posiblemente otras cosas como quizás simplemente su silueta), pueden pasar a veces desapercibidas para la inmensa mayoría, hemos querido rendir hoy un pequeño homenaje a ambos, mostrando la imagen de la primera llegada del Marinero Jarano a Cartagena y abarloado al Torpedista Hernández al que viene a relevar.

Foto: Diego Quevedo Carmona
La Foto Diego Quevedo Carmona

Texto y fotos de Diego Quevedo Carmona
Publicado el 16 de septiembre de 2003

← atrás  ↑ arriba


COPYRIGHT © 2001-2017 Revista Naval   Apartado de Correos 32 15401 Ferrol Galicia (España)   redaccion@revistanaval.com