Menú principal


Revista Naval (RevNav)

ISSN 1885-3331

Viernes, 21 de julio de 2017

Siga a @RevistaNaval en Twitter Seguir en Twitter

Construcción Naval

Nuevos proyectos de IZAR (I): portaaviones, anfibios y logísticos

Nuevos proyectos de IZAR (I): portaaviones, anfibios y logísticosPor Xoán Porto
[email protected]

 

El año que se cierra ha sido bastante movido en cuanto a informaciones sobre los nuevos proyectos del constructor naval español. En este artículo (que se ofrece en dos partes) vamos a hacer un recorrido por los futuros buques para la Armada española y para el mercado de exportación.

Durante la celebración de las jornadas dedicadas a la fragata F-100 organizadas por la Cátedra Jorge Juan (Armada y Universidade da Coruña), los pasados días 3 y 4 de diciembre en Ferrol, tuvimos oportunidad de conocer de primera mano cuáles son los proyectos que llevan en el portafolio los técnicos de la unidad de Buques de Intervención de IZAR. Lo que sigue es un resumen de lo que se pudo ver y escuchar en dichas jornadas.

 

Portaaviones

Es innegable el éxito de IZAR en el campo de los conocidos como baby carriers (los portaaeronaves para aviones con capacidad VSTOL) con la construcción del Príncipe de Asturias para la Armada española durante los años 80, que sirvió como escuela para el que sería el primer gran éxito comercial del astillero en el mercado internacional: el portaaeronaves tailandés Chakri Naruebet.

El Chakri Naruebet es una unidad polivalente, clasificada oficialmente como portahelicópteros de patrulla oceánico, es un buque que aglutina en la plataforma más pequeña del mercado -entre los buques de su tipo- una relación calidad/precio de operación muy competitiva, capacidades para transporte de tropas y operaciones de envolvimiento vertical, operaciones antisubmarinas, de patrulla de la ZEE, etc. además de capacidad para actuar como portaaviones auxiliar con aparatos VSTOL gracias a su Sky-Jump. Todo ello sin excluir la importante labor como buque de apoyo a la población civil, permitiendo de esta forma su despliegue y utilización como helipuerto y hospital avanzado, a lo largo de las extensas costas del país asiático, frecuentemente asoladas por las inclemencias meteorológicas.

El portaaeronaves tailandés CVH-911 Chakri Naruebet, el gran éxito comercial de la entonces Empresa Nacional Bazán
El portaaeronaves tailandés CVH-911 Chakri Naruebet, el gran éxito comercial de la entonces Empresa Nacional Bazán

En lo que respecta a la construcción de portaaviones convencionales, el último proyecto conocido salido de las oficinas técnicas de IZAR se refiere al modelo SAC-220, un buque de 27.000 t de desplazamiento preparado para operar 25 aparatos de ala fija.

El SAC-220 fue el resultado de los requerimientos expresados en su momento por el alto mando de la Armada de la República Argentina, que buscaba un sustituto para su viejo portaaviones 25 de mayo. El proyecto no prosperó, y parece difícil que lo haga a medio plazo, dada la difícil situación económica del país austral. A pesar de ello, la ARA intenta mantener operativa su Aviación Naval, mediante ejercicios en portaaviones de países aliados como Brasil o Estados Unidos, en espera quizás de tiempos mejores.

El SAC-220 fue ofrecido posteriormente a la Marinha de Brasil que, en similares circunstancias, buscaba un recambio a su vetusto portaaviones Minas Gerais. Este país decidió finalmente aceptar una tentadora oferta procedente de Francia, haciéndose con el portaaviones francés Foch (actualmente A-12 São Paulo) en el año 2000. El buque fue vendido, desprovisto de buena parte de su electrónica y armamento, por un precio aproximado de 12 millones de €.

Impresión artística del portaaviones convencional SAC-220
Impresión artística del portaaviones convencional SAC-220

Sea como fuere, estos y otros contactos mantenidos no fructificaron en contratos en firme. Prueba de la dificultad en conseguir acuerdos de este tipo la tenemos en el caso del comentado Chakri Naruebet, que a día de hoy sigue ostentando el curioso hito de ser el único portaaviones de nueva construcción vendido por un astillero a una Armada que no es la de su propio país de origen.

En los últimos tiempos, IZAR ha establecido contactos con la India para colaborar en el proyecto de modernización de los astilleros de Cochin, que comenzarán a contruir el futuro portaaviones de su Marina (cálculos optimistas prevén que el primer corte de chapa tenga lugar a lo largo de 2003).

En cualquier caso, y en lo que respecta a la Armada española, parece aún prematuro el comenzar a plantear los requerimientos del futuro sustituto del portaaviones Príncipe de Asturias o de su ala embarcada.

Lo que sí se está estudiando, y muy seriamente, es la construcción de un buque polivalente que servirá para complementar la capacidad del portaaviones de la Armada. Estamos hablando del Buque de Proyección Estratégica.

 

Buque de Proyección Estratégica (LL)

Bautizado pretenciosamente por la prensa no especializada como "el megabuque", se trata esencialmente de una nave que sigue la línea de los desarrollos en estudio o ejecución por parte de otras Marinas de nuestro entorno, como la NUP (Nuova Unità Portaeromobili) italiana o el BPC (Bâtiment de Projection et de Commandement) francés.

La construcción de este tipo de unidades polivalentes parece un mercado en alza. IZAR está bien posicionada internacionalmente, contando en su catálogo de productos con unidades bien probadas, como los LPD de la clase Galicia (de los cuales existe una evolución con cubierta corrida), tomados como referente en el programa NPL (Navío Polivalente Logístico) de la Marinha portuguesa, o unidades más grandes como los LHD/LSL presentados al concurso convocado por el Ministerio de Defensa belga, y que, según ha trascendido últimamente, quedaron como primera opción en la calificación técnica.

Impresión artística de un LHD ofrecido al Ministerio de Defensa de Bélgica
Impresión artística de un LHD ofrecido al Ministerio de Defensa de Bélgica

La Armada española e IZAR están en estos momentos definiendo los requerimientos técnicos y operativos de un buque que será esencialmente polivalente: su construcción se desarrollará en un marco histórico caracterizado por la decreciente disponibilidad presupuestaria y la paulatina asunción de responsabilidades internacionales por parte de España, que se materializan en el despliegue de sus Fuerzas Armadas en escenarios en muchas ocasiones lejanos de nuestro territorio nacional.

El Buque de Proyección Estratégica (conocido también por las siglas LL) está llamado a desempeñar un importante papel en el seno de la Flota. Se requiere una plataforma que no sólo apoye la movilidad de la Infantería de Marina (probablemente sustituirá a las populares "cornudas", L-41 Hernán Cortés y L-42 Pizarro), sino que actuará como eventual plataforma para la aviación embarcada, y como transporte estratégico del Ejército de Tierra.

Perfil y distribución interior del futuro Buque de Proyección Estratégica (LL) para la Armada española
Perfil y distribución interior del futuro Buque de Proyección Estratégica (LL) para la Armada española

Según el cuadro de características facilitado, la capacidad de transporte de personal del buque será de alrededor de 900 infantes de Marina (zona azulada, en la figura), con sus pertrechos y elementos de apoyo. El LL contará con áreas polifuncionales de garaje y hangar (zonas amarilla y anaranjada, en la figura) de material ligero (vehículos, contenedores normalizados, helicópteros, etc.) de 3.000 m2 de superficie, con capacidad para 6.000 t de carga.

En el nivel inmediatamente inferior se encuentra un garaje para vehículos pesados (zona rosada, en la figura), de 3.000 m2, que se comunica a popa con el dique (zona de color verde, en la figura), que tiene capacidad similar a la de los LPD de la clase Galicia, pudiendo albergar hasta cuatro embarcaciones LCM-1E o una LCAC.

Además de esa primera y principal misión, el LL podrá ser utilizado como plataforma complementaria del portaaviones Príncipe de Asturias en las operaciones aéreas, o alternativa, durante los periodos de inmovilización programados para el buque insignia de la Armada. Para ello, el Buque de Proyección Estratégica contará con una cubierta de vuelo de 185 m de longitud con Sky jump a proa, con 6 puntos para aviones tipo Harrier/JSF o helicópteros medios, o 4 puntos para helicópteros pesados tipo Chinook.

El aspecto novedoso de este buque es que por vez primera se ha diseñado el buque atendiendo a la posibilidad de operación con elementos y material del Ejército de Tierra, estando preparado para operar desde su cubierta y transportar en sus hangares aparatos pesados de las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra (FAMET) o para transportar en sus bodegas y desembarcar vehículos pesados del porte de los carros de combate Leopard que dotarán a nuestro Ejército.

En cuanto a innovaciones técnicas, este proyecto contempla por vez primera en una unidad de nuestra Armada, el empleo de propulsión diésel-eléctrica, conectada -por primera vez también- no a hélices, sino a un par de pods azimutales.

En el cuadro siguiente figuran las características del Buque de Proyección Estratégica (LL), y su comparación con otros buques similares.

Proyecto NUP (IT) BPC (FR) LL (ES)
Eslora PP 236,5 m 199 m 217 m
Manga máx. 39 m 32 m 32 m
Desplazamiento p.c. 26.700 t 21.300 t 25.500 t
Propulsión ppal. Turbinas de gas Eléctrica (pods) Eléctrica (pods)
Velocidad máx. 28 n 18,8 n 22 n
Autonomía 7.000 a 16 n - 9.000 a 15 n
Dotación 486 personas 160 personas 175 personas

En la actualidad, el proyecto del Buque de Proyección Estratégica está en periodo de definición y desarrollo, previéndose la orden de ejecución para octubre de 2003. Si no hay alteraciones en el cronograma previsto, la construcción del buque dará comienzo en el año 2005. La botadura tendrá lugar en febrero de 2007, y será entregado a la Armada en mayo de 2008.

Otra impresión artística, en este caso un LSL, también con los colores belgas
Otra impresión artística, en este caso un LSL, también con los colores belgas

Visto todo lo anterior, el futuro comercial de este tipo de buques parece bastante prometedor. Pero, si el proporcionar movilidad a una Fuerza es importante, no lo es menos el ofrecer soporte logístico a las flotas encargadas de su transporte o de su escolta. Para llevar a cabo esta esencial labor hace falta contar con buques especializados en el apoyo logístico...

 

Buque de Suministro Estratégico

La presencia de buques de aprovisionamiento en nuestra flota no es nueva, ahí tenemos al veterano petrolero Teide, un buque civil transformado en los años cincuenta merced al Programa de Modernización de la larga postguerra y a la ayuda norteamericana.

Este buque cumplió solitariamente con su labor, vestido de gris naval, durante décadas. El Teide fue dado de baja de la lista oficial de buques en 1988 sin conocer a su sucesor, el Petrolero de Flota A-11 Mar del Norte (posteriormente renombrado como Marqués de la Ensenada), proyecto basado en un diseño de petrolero civil de la entonces Empresa Nacional Bazán. El buque fue ordenado en 1989, no pudiendo tomar parte en las operaciones desencadenadas a raiz de la Guerra del Golfo de 1991, siendo dado de alta en junio de ese mismo año.

Posteriormente, en 1995, entró en servicio el buque de apoyo logístico (AOR, en terminología OTAN) A-14 Patiño, incluido en el Programa Alta Mar de renovación de la Flota, y desarrollado conjuntamente con Holanda (cuenta con un gemelo en la Marina de ese país, el AOR Amsterdam), cubriendo entonces, no un hueco, sino un auténtico boquete, en uno de los pilares fundamentales para el soporte de las operaciones continuadas en la mar.

El AOR Patiño
El AOR Patiño "amamantando" a sus "cachorros", en este caso dos corbetas de la 21ª Escuadrilla

A pesar de lo anterior, sigue siendo necesario para la Armada el contar con nuevos buques de apoyo que complementen esta poco lucida pero imprescindible labor. Por ello, se encuentra en estudio la construcción de una nave similar al AOR Patiño, con capacidad para apoyar y pertrechar a una Fuerza expedicionaria (compuesta por LL, LPD's, portaaviones, escoltas, etc.)

Se parte pues, de un buque con la plataforma básica del AOR Patiño, adaptada a los estándares actuales, atendiendo a requisitos medioambientales (doble casco, tratamiento de aguas de lastre, control de emisiones contaminantes, etc.) y de seguridad. En el nuevo Buque de Suministro Estratégico se introducirán también las modificaciones desarrolladas fruto de la experiencia adquirida con el Patiño.

El buque cuenta con bodegas para el almacenamiento de provisiones y carga general, así como pañoles de municionamiento, repuestos y sonoboyas. La capacidad de los tanques de líquidos permite el transporte de 500 t de agua dulce y 5.400 t de aguas de lastre. En cuanto a combustibles, el buque puede almacenar 1.600 t de combustible de aviación JP5, y  6.400 t de DFM.

Para el manejo de cargas, el buque cuenta con dos grúas, una a proa-babor y otra a popa-estribor, y dos ascensores para el movimiento vertical de cargas, así como de amplios corredores a lo largo del buque para facilitar el movimiento de mercancías paletizadas.

Perfil y planta del nuevo Buque de Suministro Estratégico para la Armada española
Perfil y planta del nuevo Buque de Suministro Estratégico para la Armada española

En cuanto a la capacidad de aprovisionamiento en la mar a otros buques o aeronaves, el nuevo AOR cuenta con un punto de aprovisionamiento vertical (VERTREP) y una estación para DFM a popa. Las estaciones laterales de transbordo han sido simplificadas, gracias de la experiencia acumulada a lo largo de estos años de operación en la maniobra del Patiño. Así, el buque contará con una estación para sólidos pesados (hasta 2 t) y una estación para líquidos (DFM, JP5 y agua dulce) por banda y en disposición en X. Además de 4 estaciones para transbordo de sólidos ligeros (de hasta 250 kg)

Por lo que hace a instalaciones para el embarque de helicópteros, el Buque de Suministro Estratégico contará con una cubierta con capacidad para helicópteros Chinook, y hangar con capacidad para albergar 3 helicópteros pesados (el Patiño cuenta con capacidad para 3 helicópteros de tamaño medio). Además, el buque dispondrá de dos embarcaciones LCVP para carga de materiales o de personal.

Aunque no está formalmente definido, el cronograma de ejecución de este proyecto prevé el inicio de la construcción en 2005. Hay que destacar también el interés mostrado por la Marina de Noruega en dotarse de un buque similar para el apoyo de las nuevas fragatas de la clase F-310 Fridtjof Nansen, por lo que quizás se podría alcanzar algún tipo de acuerdo para la construcción conjunta de dos unidades, una para cada Armada, con la consiguiente reducción en los costes de diseño y adquisición de materiales.

Proyecto A-11
M. de la Ensenada
A-14
Patiño
NUEVO AOR
Eslora PP 123,1 m 165 m 156 m
Manga máx. 19,5 m 22 m 22 m
Desplazamiento 13.592 t 17.050 t 18.000 t
Propulsión Diésel Mecánica Diésel Mecánica Diésel Mecánica
Velocidad sostenida 16 n 20 n 19 n
Dotación 88 personas 145 personas 110 personas

En la segunda parte de este artículo abordaremos los nuevos desarrollos de IZAR en el campo de los buques de escolta, los submarinos y otras unidades menores.

Xoán Porto
Artículo publicado en el número de noviembre-diciembre 2002

← atrás  ↑ arriba


COPYRIGHT © 2001-2017 Revista Naval   Apartado de Correos 32 15401 Ferrol Galicia (España)   redaccion@revistanaval.com