El Duero, un nuevo río a punto de ir a la mar

Si hace un par de semanas dábamos desde Cartagena la noticia, siempre triste, de la baja en la Lista Oficial de Buques de la Armada de un dragaminas, el M-27 Sil, ahora nos alegramos de dar otra totalmente distinta, como es la de los preparativos para proceder a la puesta a flote, acto que tendrá lugar este mismo mes de abril, de un nuevo cazaminas para la Armada española.

Martes, 1 de abril, el buque salió de los talleres de Izar Cartagena a las 16.00 horas. Estos buques integran las mejoras obtenidas de la operación de las unidades de la primera serie, como por ejemplo la popa modificada (Foto: Diego Quevedo Carmona).
Martes, 1 de abril, el buque salió de los talleres de Izar Cartagena a las 16.00 horas. Estos buques integran las mejoras obtenidas de la operación de las unidades de la primera serie, como por ejemplo la popa modificada (Foto: Diego Quevedo Carmona).
Ya es posible aventurar el nombre de la nueva unidad sobre el casco de fibra, desprovisto aún del gris naval. El acto de puesta a flote del Duero tendrá lugar el próximo 28 de abril (Foto: Diego Quevedo Carmona).
Ya es posible aventurar el nombre de la nueva unidad sobre el casco de fibra, desprovisto aún del gris naval. El acto de puesta a flote del Duero tendrá lugar el próximo 28 de abril (Foto: Diego Quevedo Carmona).

Nos estamos refiriendo al M-35 Duero, que a las 16 horas del dia 1 de abril abandonaba en la factoría cartagenera de Izar la nave donde se ha construido, para proceder al montaje del mástil y algún otro elemento externo imposible de montar en el interior del habitáculo que ocupaba hasta ese momento. Cuando se realice en los próximos días el montaje de las citadas piezas, se procederá a pintarlo del reglamentario color gris y a terminar de ponerlo a punto en espera de que llegue el próximo día 28 de abril, fecha en principio prevista para su puesta a flote.

Este buque, es el primero de una nueva pareja de cazaminas que se completará con el M-36 Tajo, y cuya puesta a flote está prevista para diciembre de 2003. Ambos forman lo que la Armada dio en llamar la segunda serie del programa de cazaminas, estando la primera compuesta como es sabido por los Segura, Sella, Tambre y Turia, ya en servicio.

Tanto al Duero como al Tajo les fueron asignados esos nombres, así como las numerales de costado de M-35 y M-36 respectivamente, merced al único artículo de la Órden Ministerial n 43/2002 de fecha 15 de marzo de 2002, firmada por el Ministro de Defensa a propuesta del AJEMA, y que se publicó en el Boletín Oficial de Defensa nº 62 de fecha 28 de marzo de 2002.

Los buques de la clase Segura tienen una eslora de más de 50 m, que se muestran aquí en toda su extensión (Foto: Diego Quevedo Carmona).
Los buques de la clase Segura tienen una eslora de más de 50 m, que se muestran aquí en toda su extensión (Foto: Diego Quevedo Carmona).

Este Duero que en fecha próxima será puesto a flote, cumple con la tradición de la Armada española de ostentar nombres de ríos peninsulares, tradición que ha sido conservada desde finales de los años 40 en que nuestra Armada cuenta con unidades para la guerra de minas, a pesar de que el anterior Duero, fue dado de baja en la Lista Oficial de Buques hace poco tiempo, concretamente el 16 de diciembre de 1999.

Del mismo modo el Tajo también será repetitivo, mientras que de los cuatro de la primera serie, tan solo el M-32 Sella ostenta un nombre hasta ahora inédito en la Armada, cuando hay nombres de ríos españoles preciosos, al menos a juicio de quien esto firma, que jamás fueron ostentados por ninguna unidad naval, como puede ser el caso, por citar solamente un par de ellos, del que atraviesa la capital de España, el Manzanares, o el Pisuerga, y que bien podrían tenerse en cuenta para futuras nominaciones.

 

Texto y fotos de Diego Quevedo Carmona
Publicado el 2 de abril de 2003

Archivo 2001-2003