La fragata F-102 «Almirante Juan de Borbón» en A Coruña

El buque más moderno de la Armada realizó su primera visita a un puerto civil tras su entrega oficial el pasado mes de diciembre.

Secuencia de imágenes del salto tomadas desde el B-707 del Ejército del Aire.
Secuencia de imágenes del salto tomadas desde el B-707 del Ejército del Aire.
Secuencia de imágenes del salto tomadas desde el B-707 del Ejército del Aire.
Secuencia de imágenes del salto tomadas desde el B-707 del Ejército del Aire.
Secuencia de imágenes del salto tomadas desde el B-707 del Ejército del Aire.
Secuencia de imágenes del salto tomadas desde el B-707 del Ejército del Aire.
Secuencia de imágenes del salto tomadas desde el B-707 del Ejército del Aire.
Secuencia de imágenes del salto tomadas desde el B-707 del Ejército del Aire.
Secuencia de atraque de la fragata F-102 «Almirante Juan de Borbón». - Poco después entró en puerto el patrullero P-61 «Chilreu». - El comandante del buque (izquierda) y el comandante naval de A Coruña durante la rueda de prensa a bordo de la «Almirante Juan de Borbón». (Fotos: RevistaNaval.com)

Con anterioridad la fragata «Almirante Juan de Borbón» sólo había visitado, además de su puerto base, la ría de Pontevedra, donde está ubicada la Escuela Naval Militar de Marín.

Para esta su primera visita a un puerto civil, el buque partió en la mañana del jueves 22 de enero de Ferrol para efectuar una breve navegación para el adiestramiento de la dotación, que poco a poco se va compenetrando más con lo que será su moderna y sofisticada herramienta de trabajo.

 

Hermanamiento con el club local

Como dato anecdótico, el día anterior a la partida, el buque se hermanó con el Racing de Ferrol, el club de fútbol de la ciudad departamental, lo que significará, entre otras cosas, que la dotación de la fragata utilizará la equipación y los colores del club local en todos aquellos eventos y competiciones deportivas en las que participe allende nuestras fronteras.

Incidiendo en esta anécdota, hay que señalar que la tradición futbolística en estas tierras está muy ligada al mar desde sus mismos orígenes, pues fue a través de este medio como el fútbol llegó desde las Islas Británicas. El propio Racing de Ferrol tiene su origen fundacional, en los lejanos años diez del siglo pasado, de la fusión de varios clubes locales, entre ellos el «Jaime I», nombre que evoca al acorazado construido en la antigua Sociedad Española de Construcción Naval en la época. Además, durante décadas los jóvenes que de toda España, y muy especialmente del norte peninsular, llegaban a Ferrol a cumplir su servicio militar, sirvieron como preciada cantera para alimentar la plantilla blanquiverde.

 

En el puerto de A Coruña...

Tras una navegación de dos días por aguas gallegas, el buque asomó su proa tras el castillo de San Antón para adentrarse en la dársena coruñesa a primera hora de la mañana del sábado 24, quedando atracado en el céntrico muelle de trasatlánticos con la ayuda de dos remolcadores.

Posteriormente, el comandante capitán de fragata Garat Caramé se entrevistó con la prensa local acompañado por el comandante naval de la ciudad herculina, antes de recibir a las distintas personalidades que se acercaron a visitar el buque a lo largo del día. Durante la rueda de prensa resaltó las especiales características de este tipo de buques y el salto tecnológico que suponen frente a las unidades precedentes.

La F-102 realizará las pruebas sus sistemas de combate y de armas durante el próximo verano en los Estados Unidos.

En la actualidad, las dos fragatas de la clase F-100 que están incorporadas a la Armada no han dado lugar a la creación de una nueva escuadrilla o a ser asignadas a alguna de las escuadrillas de escoltas existentes (a día de hoy reducidas a la 31ª y 41ª), es probable que conforme vayan entrando en servicio el resto de las unidades se tome una decisión al respecto.

La «Almirante Juan de Borbón», que viajaba sin su unidad aérea embarcada, pudo ser visitada por el público coruñés durante la tarde del mismo sábado. El buque regresó a Ferrol el domingo.

 

Campaña pesquera del Chilreu

Poco después del atraque de la fragata, entró en la dársena coruñesa el patrullero P-61 «Chilreu» que -junto al P-62 «Alborán» en la zona del sur peninsular- se encuentra realizando una nueva campaña de vigilancia pesquera en la costa cantábrica y noroeste, en cumplimiento del acuerdo entre el Ministerio de Defensa y el Ministerio de Agricultura, Pesca y alimentación (MAPyA) sobre inspección y vigilancia de las actividades de pesca marítima en caladeros nacionales.

El buque quedó atracado popa con popa con la fragata F-102, el objeto de su visita al puerto coruñés se debió al relevo de los inspectores comunitarios que lleva a bordo.

 

Nombre para el nuevo patrullero: P-64 «Tarifa»

Por otra parte, ya se conoce el nombre oficioso del nuevo patrullero que en la actualidad se termina de construir en los astilleros Construcciones Navales Paulino Freire en Vigo, será bautizado como P-64 «Tarifa».

Este buque viene a completar, junto al P-62 «Alborán» y P-63 «Arnomendi», la serie de unidades encargadas a este astillero civil para repetir la buena experiencia adquirida en la operación del P-61 «Chilreu» (un antiguo pesquero adquirido por la Armada y reconvertido a tareas de patrulla y apoyo a las flotas pesqueras). Estas tres unidades construidas específicamente para dichas misiones, se basan en el proyecto Freire 311, incorporando nuevas mejoras en las sucesivas unidades.

 

Texto y fotos: RevistaNaval.com
Publicado el 26 de enero de 2004

Archivo 2001-2003