¡Hasta siempre, Narval!

El submarino S-64 Narval ha causado hoy, 23 de abril de 2003, baja en la Lista Oficial de Buques de la Armada, en un acto que ha tenido lugar en el muelle Juan de Borbón del Arsenal de Cartagena y que ha estado presidido por el Vicealmirante Mario Rafael Sánchez-Barriga Fernández, jefe del Arsenal.

Dos hombres para la historia del Narval: el cabo 1º Maniobra Ángel Sánchez Paredes, encargado de arriar por última vez la bandera el 23 de abril de 2003, y el subteniente Francisco Aniorte Fructuoso, que en su día fue el cabo 1º que la izó por vez primera, el 22 de noviembre de 1975.
Dos hombres para la historia del Narval: el cabo 1º Maniobra Ángel Sánchez Paredes, encargado de arriar por última vez la bandera el 23 de abril de 2003, y el subteniente Francisco Aniorte Fructuoso, que en su día fue el cabo 1º que la izó por vez primera, el 22 de noviembre de 1975.

Durante la alocución de su último comandante, el capitán de corbeta Mauricio de la Gándara y García, se ha tenido un recuerdo para todos los que a lo largo de los 27 años de la vida del buque han logrado que el Narval contabilice más de 22.000 horas de inmersión. A lo largo de todos esos años, el buque ha estado mandado por 14 comandantes, habiendo pertenecido también a su dotación un total de 130 oficiales, 118 suboficiales, 450 cabos y marineros profesionales y 405 marineros de reemplazo, algunos de los cuales se dieron cita para el acto de Baja.

Como dato anecdótico de este submarino que hoy pasa a la historia, citaremos que a lo largo del verano de 1975, cuando efectuaba su alistamiento previo a su entrega a la Armada, se estableció todo el llamado "protocolo de pruebas", en el que se concretaron todas las fechas en que se debían realizar las diferentes pruebas que debía pasar antes de causar Alta. Es decir, se fijaron las fechas en que debería "correr la milla", en que debería hacer su primera inmersión, en que bajase por primera vez a cota máxima, en que tirase su primer torpedo de ejercicio, etc. etc.

El colofón a todo ese programa de pruebas, sería el Alta Oficial del buque en la Armada, y por tanto primer izado de la bandera nacional en su asta de popa, que se había establecido para el 20 de noviembre de 1975. Lógicamente, nadie en el verano de ese año podía imaginar que la fecha fijada para el Alta en la Armada iba a coincidir con la muerte de Franco, así que llegado el día, se pospusieron todos los actos 48 horas, de modo que el Alta Oficial, y por tanto el primer izado de bandera en su asta de popa habría de producirse el día 22 de noviembre de 1975, justo a la misma hora en que las Cortes proclamaban a Don Juan Carlos I como Rey de España. Por cierto, y puesto que ese día estaba decretado el luto nacional, la bandera según se izó por primera vez a tope, fue inmediatamente arriada "a media asta".

Desde entonces, el Narval ha realizado múltiples ejercicios con armadas extranjeras además de con buques españoles, habiendo cumplido siempre todas las misiones encomendadas, que han sido muchas. Los submarinistas que hemos tenido el orgullo de haber navegado en sus entrañas, no podemos dejar de sentir hoy la tristeza propia del amigo que se va, aunque eso sí, siempre permanecerá en nuestro recuerdo.

23 de abril. La última dotación del submarino de la Armada española S-64 Narval posa para el fotógrafo en el muelle Juan de Borbón del Arsenal de Cartagena.
23 de abril. La última dotación del submarino de la Armada española S-64 Narval posa para el fotógrafo en el muelle Juan de Borbón del Arsenal de Cartagena.

 

Texto y fotos de Diego Quevedo Carmona
Publicado el 23 de abril de 2003

Archivo 2001-2003