Causó baja el dragaminas M-25 «Genil»

Con su baja, la nómina de barcos de este tipo se ha quedado reducida a dos unidades.

Última dotación del dragaminas M-25 «Genil» (Foto: Diego Quevedo Carmona).
Última dotación del dragaminas M-25 «Genil» (Foto: Diego Quevedo Carmona).

Un nuevo dragaminas, en este caso el M-25 «Genil», ha causado baja en la Lista Oficial de Buques de la Armada en la mañana del pasado día 16 de enero, que ve como su nómina de barcos de este tipo se ha quedado reducida a dos unidades, el M-22 «Ebro» y el M-26 «Odiel», que además dejarán también de prestar servicio a lo largo de 2004.

El acto, como suele ser habitual, ha tenido lugar en el muelle Juan de Borbón del Arsenal de Cartagena y ha estado presidido por el Almirante Terán Élices, Jefe del Arsenal.

El «Genil», construido en pino de Oregón como todos los de su clase, plantó su quilla en los astilleros Tacoma Boatbuilding Co., de Washington (EE.UU.), el 8 de agosto de 1958, siendo botado el 21 de febrero del año siguiente, causando alta en las listas de la Armada que ahora acaba de abandonar, el 11 de septiembre de 1959.

Han sido por tanto cerca de 45 años de servicio, un tiempo sin duda excesivo, lo que viene a demostrar la calidad de los materiales empleados en su construcción.

A lo largo de toda su vida, el «Genil» ha estado al mando de 36 comandantes, de los que el primero fue el entonces teniente de navío Eloy Señán Ferrer que recibió el barco en Seattle, un barco que en su día montaba una tecnología puntera en el arte de la caza de minas.

Desde entonces hasta hoy, 1.400 hombres y mujeres han estado destinados en algún momento de su vida a bordo de este entrañable buque, que ya es historia de la Armada.

Fotonoticias VER LA GALERÍA FOTOGRÁFICA DEL ACTO¡Nuevo!

 

Texto y fotos de Diego Quevedo Carmona
Publicado el 26 de enero de 2004

Archivo 2001-2003