La Armada despide a su submarino más veterano

Texto y fotos de Diego Quevedo Carmona
Publicado el 10 de septiembre de 2003

El muelle Juan de Borbón del Arsenal de Cartagena, ha sido una vez más el escenario elegido para despedir a un buque de la Armada. Al igual que ocurriera el 23 de abril pasado en que se procedió a dar de baja al Narval, hoy se ha consumado la del Delfín, el cabeza de serie.

Foto: Diego Quevedo Carmona
La Foto Diego Quevedo Carmona

Este submarino fue puesto en quilla en las gradas de la antigua Empresa Nacional Bazán de Cartagena, hoy IZAR, un ya lejano 13 de agosto de 1968, siendo puesto a flote el 25 de marzo de 1972 y entregado a la Armada el 3 de mayo del año siguiente, en un acto que presidió el entonces Ministro de Marina Almirante Baturone Colombo, y que tuvo como escenario precisamente el mismo muelle de hoy.

Su construcción lo fue al amparo de los protocolos de cooperación franco-española, gracias a los cuales el Gobierno francés permitió que los cuatro submarinos para nuestra Armada se construyesen excepcionalmente en astilleros fuera de su país, ya que tanto los que poseía la Marine Nationale como los que aún siguen operativos en las Armadas de Portugal, Pakistán y Sudáfrica, nacieron en astilleros galos.

Desde aquel 3 de mayo de 1973 hasta hoy, 10 de septiembre de 2003, han transcurrido más de 30 años, que han convertido al Delfín en el submarino que más tiempo ha servido a la Armada de manera ininterrumpida, habiendo efectuado desde entonces más de 2.500 singladuras y 30.000 horas de inmersión, siendo más de un millar las personas que han pertenecido a su dotación. Durante esos seis lustros de servicio, el Delfín ha participado en múltiples ejercicios nacionales e internacionales habiendo dejado siempre muy alto el pabellón de la Armada.

El acto de hoy ha sido presidido por el Almirante Mario Rafael Sánchez-Barriga, en la que ha sido su primera intervención tras su reciente nombramiento como responsable de la Acción Marítima, cargo en el que ha sustituido al Almirante Roca tras haber sido designado para ello en el Consejo de Ministros del 5 de septiembre, precisamente el mismo en el que se ha dado luz verde a la construcción de los nuevos submarinos de la serie 80, que lo harán en número de cuatro unidades como ya ocurriera con las dos series anteriores, la 70 y la 60.

En principio la fecha prevista de baja del Delfín era la del pasado 2 de julio, pero a última hora se interesaron por él desde la Armada portuguesa, lo que motivó dejar en suspenso el desarme ante la posibilidad de ser transferido al país vecino, que finalmente desechó la idea, de ahí que se modificase posteriormente la Resolución del AJEMA quedando fijada definitivamente para el 10 de septiembre.

Las bajas de los Delfín y Narval -los años no perdonan- permitirán alargar la vida operativa de los dos hermanos de serie restantes que se podrán beneficiar de algunas piezas de aquéllos, de modo que el Tonina está previsto permanezca operativo hasta 2005 y el Marsopa hasta 2006.

Foto: Diego Quevedo Carmona
Foto: Diego Quevedo Carmona
La Foto Diego Quevedo Carmona

Texto y fotos de Diego Quevedo Carmona
Publicado el 10 de septiembre de 2003

Archivo 2001-2003